Fútbol | Segunda División B

El día más grande del filial del Cádiz CF

  • Primer aniversario del ascenso de los amarillos a la categoría de bronce

Los jugadores del Cádiz B celebran en El Rosal uno de los goles al Unión Viera, el día del ascenso. Los jugadores del Cádiz B celebran en El Rosal uno de los goles al Unión Viera, el día del ascenso.

Los jugadores del Cádiz B celebran en El Rosal uno de los goles al Unión Viera, el día del ascenso. / JULIO GONZÁLEZ

Hace un año el Cádiz B tocaba el cielo gracias a su ascenso a Segunda División B, el primero a esta categoría en sus 47 años de historia. Primer aniversario de aquel logro que hizo que los yogurines fueran chicos de oro al ganarse el salto de categoría en una temporada muy parecida a la anterior, cuando de la mano de Mere el equipo llegó hasta la última eliminatoria por el ascenso tras caer en el cruce entre campeones. Al segundo intento, ya con Juanma Pavón en el banquillo, la hazaña fue posible para el filial del Cádiz CF.

El mejor equipo del grupo X acabó la fase regular en primera posición y el sorteo entre líderes le emparejó con el Osasuna B, que acabó ascendiendo por la vía rápida. Al Cádiz B le quedaban dos rondas para aspirar a ese salto de categoría. Primero se deshizo de otro filial, el Numancia B, con un 0-0 en Soria y victoria mínima en El Rosal (1-0), gracias a un gol de Seth Vega en la segunda parte de la prórroga. Luego, en el cruce final, aguardaba el Unión Viera de Las Palmas, que resultó ser muy inferior a los gaditanos. Dos victorias por el mismo marcador (0-2 y 2-0) confirmaron un ascenso que se retrasó hasta el epílogo del mes de junio del año pasado.

Aquel Cádiz B, con muchas caras que ya no estaban este curso en el equipo, siguió la tendencia iniciada por Mere en cuanto a ser un equipo ganador y competitivo. Pavón supo coger el relevo y, con su estilo propio, reformó un filial potente a partir de la eficacia defensiva que encajó sólo 18 goles en la fase regular y cuatro en el play-off. Ahí empezó el éxito de los amarillos.

Hace un año, con una renta cómoda después de vencer en la ida al Unión Viera con goles de Javi Pérez y Moi, el campo Ramón Blanco se preparó para una fiesta con un lleno absoluto y otros dos tantos de Javi Navarro y Javi Pérez. Un global de 4-0 que abría las puertas de Segunda B por primera vez en la historia.

Un día grande en la ciudad deportiva con un ambiente único y una fiesta que endulzaba una temporada decepcionante al final para el Cádiz de Álvaro Cervera. Además del ascenso, el filial demostró tener arsenal para dotar al primer equipo con jugadores como Javi Navarro, Moi, Duarte, Saturday o Jordi Tur, además del ya entonces habitual Sergio González.

Con Juanma Pavón y Raúl López como cabezas visibles del cuerpo técnico, en aquel ascenso tuvieron participación los siguientes jugadores: Christian Arco, Álex Carmona, Pablo Vázquez, Iván Robles, Miguel García, Luismi, Saturday, Moi, Allala, Cubero, Paúl, Franco, Braganza, David Hinojosa, Duarte, Sergio González, Javi Pérez, Peter, Javi Navarro, Leomar Pinto, Chapela, Amin, Paco Olano, Rivero, Javi Moreno, Jordi Tur, David Toro, Pekes y Seth Vega.

Cuando acabó la campaña más histórica del equipo, algunas bajas causaron sorpresa como las de los defensores Cubero y Braganza o el centrocampista David Hinojosa, entre otras, después del papel que habían tenido en el Cádiz B. Pero esos futbolistas dejaron sus nombres escritos con letras de oro como integrantes del filial amarillo que tocó el cielo hace justo un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios