Copa del Rey | Cádiz CF - Espanyol

Un desafío ilusionante

  • El Cádiz CF, con cambios en el once, recibe a uno de los equipos más en forma de Primera

  • El objetivo de los amarillos es obtener un buen resultado en casa en el partido de ida

Edu Ramos podría ocupar un lugar en el centro de la defensa. Edu Ramos podría ocupar un lugar en el centro de la defensa.

Edu Ramos podría ocupar un lugar en el centro de la defensa.

El Cádiz CF desempaqueta el regalo que supone enfrentarse a un rival de Primera División en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Una recompensa ganada a pulso después de haber dejado a atrás a dos contrincantes de peso. El conjunto amarillo tumbó al Tenerife (1-2) y superó Real Zaragoza (0-1), en ambos casos a domicilio, en las rondas anteriores –desarrolladas a un solo encuentro- y se enfrenta ahora al mejor Espanyol de los últimas campañas en una eliminatoria programada a doble partido que aumenta aún más el papel de favorito de la escuadra que forma parte de una categoría superior.

La dificultad sube de nivel. La misión es harto complicada para el Cádiz CF, pero no imposible, como demuestra la historia reciente del torneo del ko. Nada está perdido antes de saltar al césped aunque la eliminatoria amanece blanquiazul por razones obvias. El equipo de Segunda quiere seguir muy vivo el Día de todos los Santos. Se marca el reto de dar un susto a un Espanyol que llega al sur en plenitud, avalado por la quinta plaza que ocupa en la Liga rodeado de los clubes más potentes del fútbol patrio.

El choque de ida tiene como escenario el estadio Ramón de Carranza a partir de las seis y media de la tarde de un jueves festivo, televisado en directo a través de Bein LaLiga, que incluye a los habituales canales de pago. La vuelta será dentro de algo más de un mes –la primera semana de diciembre- en el RCDE Stadium -Cornellá-El Prat (Barcelona)-. Si ya es favorito por la diferencia de categoría, el Espanyol dispone además de la teórica ventaja, por decreto federativo, de jugar el segundo duelo en su terreno. El desafío para el pequeño, en este caso el Cádiz CF, es estimulante.

El equipo amarillo recibe a un Primera en medio de la tarea de abandonar la zona de descenso

El equipo de Álvaro Cervera afronta el cruce con la ilusión de tener enfrente a un Primera, sin la más mínima presión, con el deber más que cumplido en un torneo con aspiraciones limitadas –tarde o temprano estará fuera de combate porque todos los grandes entran en escena- que se cuela en medio del campeonato doméstico, que es el que de verdad importa, y con más motivo cuando el Cádiz CF todavía anda atareado en la tarea de abandonar cuanto antes de la zona de descenso.

Los avatares ligueros quedan aparcados por un día para saborear la Copa. La obligación de los gaditanos no va más allá de competir y ofrecer una grata imagen. Eso sí, sin renunciar a nada. La lógica apunta a que sean los periquitos los que sigan adelante, pero quién sabe qué puede suceder después de la inolvidable sorpresa de la pasada temporada, cuando los amarillos dieron la campanada y dejaron en la cuneta a todo un Betis con aquel 3-5 en el Benito Villamarín que siempre quedará para el recuerdo.

Los locales tratan de abrazar un resultado positivo en su campo, bajo el regazo de su hinchada, que les mantengan con opciones en el segundo y definitivo envite. La intención es disfrutar y competir, prolongar las buenas sensaciones adquiridas en los últimos encuentros y que pase lo que tenga que pasar.

El preparador cadista no duda de cuáles son las prioridades y planea rotaciones en la alineación para dar descanso a los que acumulan más minutos y entregar el testigo a los menos habituales. Tres días después hay un partido importante de Liga contra el Elche. Ese sí es el que hay que ganar para despejar un poco más el camino. Llega, por tanto, el turno de la segunda unidad en un once en el que quizás tenga cabida algún titular por necesidades del guión. Por ejemplo, en el centro de la defensa, condicionado por las lesiones de Servando y Kecojevic. Hoy en principio es el día para David Gil, David Carmona, Matos, Karim Azamoum, Salvi, Agra, Alberto Perea, Lekic, Mario Barco…

El Cádiz encara el primero de los tres encuentros consecutivos que el calendario le reserva en casa en corto periodo de diez días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios