Cadiz CF

Las cuentas no salen

  • La merma en la suma de puntos en las últimas semanas corrobora una dinámica del equipo en la segunda vuelta que le dejaría fuera de la lucha por el ascenso a Primera

El centrocampista cadista Jon Ander Garrido pugna con dos jugadores del Sporting de Gijón. El centrocampista cadista Jon Ander Garrido pugna con dos jugadores del Sporting de Gijón.

El centrocampista cadista Jon Ander Garrido pugna con dos jugadores del Sporting de Gijón.

Comentarios 1

Menos mal que el fútbol no es una ciencia exacta, porque de lo contrario el Cádiz lo tendría más crudo que complicado, que ya lo tiene. Tras los tres empates cosechados en las últimas semanas, los resultados corroboran la merma en la suma de puntos en la segunda vuelta, hasta tal extremo que una hipotética tabla clasificatoria exclusivamente desde que se superó el ecuador de la competición liguera mantendría a los amarillos no sólo alejados de la lucha por el ascenso directo sino incluso fuera de los puestos de play-off.

En efecto, desde que el conjunto de Álvaro Cervera recibió al Córdoba en el Ramón de Carranza, en la jornada 22ª, primera de la segunda vuelta, sólo ha sido capaz de amarrar 18 puntos en 13 partidos, una cosecha que le sitúa en este periodo de tiempo como el décimo clasificado, a cuatro plazas de distancia de la zona noble, aunque a únicamente un punto de la frontera que marca la sexta posición. Desde que el 14 de enero los gaditanos dieran buena cuenta del titular cordobesista en la Tacita de Plata (2-0), también han batido como locales a Oviedo (2-1) y Sevilla Atlético (4-1) y como visitantes a Cultural Leonesa (0-1). Además, en casa han igualado con Lugo (1-1), Lorca (0-0), Huesca (1-1) y Almería (0-0), y a domicilio con Nástic (0-0) y Rayo (1-1). Y no pudieron sacar nada positivo en sus visitas a Alcorcón, Numancia y Osasuna, las tres saldadas con derrota por la mínima (1-0).

Con los resultados desde la 22ª jornada, los amarillos serían décimos con 18 puntos

En el polo opuesto a los cadistas se encuentran rivales directos que en el momento de la verdad han apretado el acelerador para presentar su candidatura a todo de manera incontestable. De estos los más significativos son el Sporting y el Zaragoza, que en la segunda vuelta han conquistado nada menos que 31 puntos cada uno. En el caso de los asturianos, su extraordinaria racha de 10 victorias, un empate y sólo dos derrotas les ha permitido acceder al liderato; en el de los aragoneses, al quinto puesto, con los mismos registros pero con peor goal-average general. La reacción de los maños llama poderosamente la atención porque al concluir la primera vuelta todo apuntaba a que volverían a completar una temporada para olvidar, no en vano ocupaban la 17ª plaza y parecían abocados a pelear para no pasar apuros, y a fecha de hoy entran en todas las quinielas para dar el salto de categoría.

Del mismo modo, en esta clasificación parcial el Rayo ocupa el tercer lugar con 26 puntos y sólo una derrota, lo que le ha llevado al segundo puesto con los mismos puntos que el Sporting. El Tenerife, por su parte, aparece como la cuarta mejor escuadra desde el ecuador de la competición con 23 puntos, ahora a sólo dos de la zona de play-off, mientras que el Valladolid, con 22, es el quinto mejor equipo de la segunda vuelta y está a tres del sexto puesto. Precisamente esta sexta posición, la última que da acceso a la fase de ascenso, la ocupa enla segunda vuelta el Albacete con 19 puntos y un partido menos, el aplazado contra el Huesca, lo que le ha valido para poner tierra de por medio con el descenso y poder considerarse virtualmente salvado.

Otros conjuntos llamados a pelear por el salto a la máxima categoría como Osasuna y Granada también han sumado un punto más que el Cádiz desde que se dejó atrás la mitad de la campaña, la misma cifra que ha acumulado un Córdoba que gracias a ello vuelve a tener fundadas esperanzas en su pugna por la permanencia. Así pues, de los contendientes con los que deben ganarse las habichuelas para subir a Primera División,los hombres de Cervera suman en la segunda vuelta idéntica cantidad de puntos que Numancia y Huesca, éste con el encuentro pendiente ante el Albacete, y sólo suman más que el Oviedo, que en la 21ª jornada marchaba tercero, con tres puntos de ventaja sobre el séptimo, yahora ha caído a la octava posición, a uno del sexto.

Otro dato que pone de manifiesto que la segunda vuelta cadista dista mucho de lo que cabría esperar para mantener intacto el objetivo del ascenso es la comparación de la suma de puntos de las 13 jornadas que se llevan disputadas con las 13 primeras del campeonato, en las que los amarillos conquistaron 20 puntos, dos más. Eso sí, como siempre es bueno también ver la botella medio llena en vez de medio vacía, no está de más recordar que precisamente el choque de Carranza ante el Reus, el rival del próximo fin de semana, coincidió con el comienzo de la mejor racha del curso, la segunda de siete victorias consecutivas entre noviembre y diciembre, con la alegría copera del Benito Villamarín por medio, que catapultaron definitivamente a los cadistas a soñar con los más altos vuelos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios