Málaga - Cádiz CF

El contexto de un duelo en las alturas

  • La enorme diferencia salarial, el recorte de puntos, el rasgo común de los entrenadores...

Hay  una serie de elementos de interés que rodean al encuentro que el Málaga y el Cádiz CF disputan esta noche en La Rosaleda. Algunos de ellos ofrecen una idea del potencial que atesora el club costasoleño, el trasatlántico de la categoría de plata. Otro refleja el paso adelante que ha dado el conjunto amarillo y llama la atención la exigencia defensiva de los dos entrenadores. 

BRECHA SALARIAL

Lo que más sobresale en el Málaga es su amplia disponibilidad económica para el diseño de la plantilla. Es con diferencia el club de Segunda División A que cuenta con el límite salarial más elevado, establecido en nada menos que en 25,2 millones de euros que se explican en la compensación que concede LaLiga a los clubes que descienden. Cuantos más años seguidos haya acumulado en Primera mayor es la cantidad que recibe al perder la categoría. El Málaga llevaba diez años en la élite y ahora en la división de plata tiene una considerable ventaja sobre los demás. Es como el Real Madrid o el Barcelona de Segunda A.

El Cádiz CF cuenta con un límite económico para su plantel tres veces inferior al del cuadro blanquiazul: 7,9 millones de euros. La distancia es sideral pero después hay que plasmarla sobre el terreno de juego.

JUGADORES DE PRIMERA

El poderío dinerario permite al Málaga contar con una extensa nómina de futbolistas que han jugado alguna vez en Primera. La mitad de los integrantes de la plantilla pueden presumir de ellos (David Lombán, Diego González, Miguel Torres, Ricca, Adrián, Lacen, Juanpi, N’Diaye…) y alguno como Blanco Leschuk –máximo goleador con seis tantos- atesora una dilatada experiencia en el extranjero, la última en el Shakhtar Donetsk (Ucrania).

En el Cádiz CF, la mayoría de los miembros del plantel no ha jugado en Primera aunque el equipo se mete por tercer año consecutivo en la batalla por dar el salto a la élite.

PUNTOS RECORTADOS

El Málaga parecía inabordable al comienzo de la temporada cuando tradujo en victoria los compromisos de las cinco jornadas iniciales. Al principio lo ganaba todo y tenía toda la pinta de convertirse en el Levante de hace dos campañas, pero poco a poco fue perdiendo gas.

El conjunto de la Costa del Sol llegó a sacar 15 puntos al Cádiz CF cuando estaba en pleno apogeo y los gaditanos aún no habían entrado en materia. Sucedió en la novena jornada, cuando alcanzó los 22, líder de la clasificación, y los amarillos estaban atascados con siete en la zona de descenso.

Fue partir de la siguiente semana cuando el Cádiz CF empezó a recortar puntos. De hecho, en ocho capítulos le quitó 12 puntos al Málaga hasta llegar al partido con una distancia de tres, algo inimaginable hace algunas semanas. Los gaditanos tienen la oportunidad de terminar de dar caza al adversario más temible de la categoría. Los amarillos se impusieron al Rayo Majadahonda el pasado fin de semana y el Málaga ganó en Mallorca.

LOS ENTRENADORES

La última vez que Álvaro Cervera y Juan López Muñiz coincidieron en un banquillo en un partido fue en la temporada 2016/17, cuando el actual técnico del cuadro malagueño entrenaba al Levante y el míster cadista dirigía al equipo amarillo en su esperado retorno a Segunda A.

El Levante subió a Primera con absoluta autoridad pero el Cádiz CF no perdió ninguno de sus tres encuentros contra el equipo valenciano. Empató los dos de Liga y también el de la Copa del Rey, resuelto a favor de los gaditanos en la tanda de penaltis.

Uno de los rasgos comparten López Muñiz y Cervera es la férrea disciplina táctica que inculcan a sus equipos. Los dos inoculan el virus defensivo, un factor determinante en la búsqueda del triunfo. El Málaga tiene gusto por el balón, puja por llevar la iniciativa, pero no se le caen los anillos si tiene que replegarse en su terreno. Sabe sufrir atrás, lo que supone un valor añadido en un equipo que destaca sobre todo por su vocación ofensiva. Muñiz lo tiene claro: el que no defiende no juega. Por eso el Málaga es el conjunto menos goleado en su casa: sólo dos tantos recibidos en 720 minutos.

Cervera implica a sus futbolistas en su concepto de juego, que prioriza la defensa como punto de partida para llegar al éxito. El ADN Cervera del que hablaba estos días Sergio Sánchez. La Rosaleda aguarda un duelo entre rivales que extreman las precauciones.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios