Cádiz CF

El conjunto menos rematador de la Liga

  • El equipo amarillo, con 397 disparos en 42 jornadas, fue el colista en ese apartado

Carrillo cabecea el balón en el duelo ante el Reus de la segunda vuelta. Carrillo cabecea el balón en el duelo ante el Reus de la segunda vuelta.

Carrillo cabecea el balón en el duelo ante el Reus de la segunda vuelta.

El Cádiz se mantuvo hasta el final del campeonato en la contienda por un puesto en la fase de ascenso a Primera División de la que quedó descolgado en la última jornada después de haber permanecido 26 jornadas consecutivas entre los seis primeros clasificados. Hay números que explican, al menos en la parte, la caída de un equipo que se cinco abajo en las última semanas de la competición.

El equipo amarillo se agarró a su fiabilidad defensiva para llegar con sus aspiraciones a la jornada de clausura, pero acabó por sucumbir mientras los rivales directos hicieron los deberes. Al final no le sirvió ser el equipo menos goleado de LaLiga 1|2|3. Pese a ser el único que no llegó a la barrera de la treintena de tantos en contra -se quedó en 29- sus problemas en ataque fueron un lastre demasiado pesado que terminaron pasando factura.

El conjunto de Álvaro Cervera fue el octavo que menos goles marcó, un total de 42, el saldo más bajo de los equipos que estaban metidos en la batalla por un puesto en el play-off. Los goles son los que a la postre conducen al éxito. No basta con no recibirlos, también hay que perforar la portería contraria y en ese último apartado el Cádiz se quedó corto.

Las estadísticas reflejan las dificultades de los amarillos a la hora de acometer las labores ofensivas. De hecho, fue el equipo que menos remates hizo a lo largo del torneo. Se quedó en 397, un promedio de nueve y medio por partido. Fue la única escuadra que no superó los 400. Pese a esa carencia que desvelan las cifras, terminó en el noveno puesto y estuvo a un paso de disputar la fase de ascenso que hoy comienza. El encuentro que cerró la Liga en el estadio del Granada, en el que necesitaba la victoria para asegurar el billete para el play-off, fue el espejo que mostró las carencias de un Cádiz que tenía que marcar pero que tiró muy poco a puerta. No dio para más y la recompensa fue para otros adversarios.

El conjunto gaditano disparó 217 veces menos que el equipo que acreditó mas disparos, el Rayo Vallecano, que supo rentabilizar al máximo sus 614 y ascendió a Primera División como campeón de Segunda A. Al Granada, sin embargo, de nada le sirvió ser el segundo más rematador -575-. El colista en el apartado de remates fue superado por el colista real de la Liga, el Sevilla Atlético, que acumuló 413 lanzamientos dirigidos a la portería. Hasta el último de la fila tiró más que que un Cádiz que ahora tiene la oportunidad de buscar un remedio en las próximas semanas con vistas a la nueva temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios