Fútbol | Segunda División B Las dos caras del Cádiz B en el ocaso de la primera vuelta

  • El filial alcanzará el ecuador de la Liga tras verse con los 'gallitos' Marbella y Recre, y los modestos Recreativo Granada y Villarrubia.

Los dos perfiles de Juanma Pavón, técnico del filial, en la zona de banquillos. Los dos perfiles de Juanma Pavón, técnico del filial, en la zona de banquillos.

Los dos perfiles de Juanma Pavón, técnico del filial, en la zona de banquillos. / FITO CARRETO

Cuatro partidos separan al Cádiz B del final de la primera vuelta. Un mes de competición antes de alcanzar el ecuador de la competición en el grupo IV de Segunda División B. El filial tomará ese punto de la temporada tras medirse a cuatro rivales de dos ligas diferentes. Por un lado el Marbella y el Recreativo de Huelva, como aspirantes a la zona alta; por otro, el Recreativo Granada y el Villarrubia, adversarios directos en la pelea por la permanencia.

La mitad de la Liga está a un mes de distancia y el Cádiz B encara esos cuatro encuentros con mucha tarea elaborada y clasificado en una excelente séptima posición, a cinco puntos de la zona de play-off y nueve por encima de los puestos de descenso. Por lo tanto, si no sucede nada raro, el conjunto de Juanma Pavón encarará la segunda vuelta de manera inmejorable en su doble objetivo: formación, con Sergio González y Javi Navarro inmersos en el día a día del plantel profesional; y resultados: fuera del descenso.

De los cuatro partidos que restan hasta el final de la primera vuelta, los dos primeros cruzan a los amarillos son sendos 'huesos'. Para empezar, el domingo (16:00 horas) será el Marbella el que se presente en el campo Ramón Blanco, en las instalaciones de El Rosal. El conjunto de la Costa del Sol es cuarto pero empata con 28 puntos con el San Fernando CD y el Badajoz, y sólo ha perdido un encuentro lejos de su campo (1-0 en Badajoz), aunque también sólo ha ganado uno (0-3 en el feudo del Recre Granada). Cinco igualadas como visitantes y, en el cómputo general, nada más que en dos ocasiones se ha quedado sin hacer gol.

Después del Marbella, el Cádiz B se presentará en el Nuevo Colombino para medir sus fuerzas con el histórico Recreativo de Huelva, en lo que será el regreso a casa para Juanma Pavón. Un Recre en horas bajas y con el técnico ex cadista Alberto Monteagudo en la cuerda floja por la mala dinámica. La escuadra onubense es 14ª, dos puntos por encima del descenso y a 12 de la zona de fase de ascenso. El Cartagena y el Badajoz han sido los únicos vencedores en el campo recreativista, donde el Decano sufre para hacer goles. No hay que descartar que la continuidad de los malos resultados provocara que Monteagudo no estuviera en el cargo cuando llegara el conjunto cadista.

La penúltima jornada de la primera vuelta tendrá lugar en el Ramón Blanco ante el Recreativo Granada. Será la despedida como local del Cádiz B al año 2019. Un filial, el rojiblanco, en horas bajas y anclado en el penúltimo puesto. Es el segundo peor local y el tercer visitante con un balance más negativo, de ahí a su mala clasificación. Será un duelo a cara de perro y con un enemigo directo para los de Pavón, que a efectos de resultados siguen mirando al quinto por la cola. En pretemporada los amarillos jugaron en Granada contra este rival, un amistoso que se saldó con derrota de estos por 2-0.

Por último, el ecuador de la Liga será una realidad después de visitar al Villarrubia en el primer partido de 2020. El cuadro de la provincia de Ciudad Real es un recién ascendido que sólo piensa en la permanencia y tiene el triste honor, a día de hoy, de ser el peor local del grupo IV. Ante los suyos nada más que ha ganado un partido (el pasado fin de semana 2-1 al Real Murcia), mientras que ha empatado cuatro y ha perdido tres. Al igual que el filial del Granada, otra cita por la que pasará la salvación del Cádiz B porque se trata de sumar y de que no lo haga un enemigo de su misma Liga.

Si el equipo de Pavón es capaz de obtener, al menos, seis de los 12 puntos en juego en este periodo, arrancará la segunda vuelta con 29 en su casillero; es decir, a seis triunfos de certificar la permanencia en su primer año en Segunda B. Un total de 18 puntos que puede obtener en las 19 jornadas de la segunda mitad de campeonato, ya que la salvación se cifra en 46 ó 47 puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios