cadiz cf El acuerdo imposible

  • Vizcaíno y Cordero no alcanzan un entendimiento en el CMAC y el despido del ex director deportivo se resolverá en los tribunales

Como era previsible, el despido del ex director deportivo del Cádiz acabará resolviéndose en los tribunales después de que la visita al Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Junta de Andalucía no haya servido absolutamente para nada. Las partes se mantienen en posiciones completamente enfrentadas y el entendimiento se antoja imposible. Un juez decidirá, posiblemente dentro de un año o incluso más.

El pasado lunes, el presidente del club, Manuel Vizcaíno, su abogado y el letrado de Juan Carlos Cordero comparecieron en el CMAC al objeto de apurar la posibilidad de evitar que el conflicto concluya en los juzgados. Pero el intentó resultó en vano. Una comparecencia en la que unos y otros mostraron su posición sin el menor atisbo de hallar un punto de encuentro.

En el fondo de la cuestión, el contrato de Cordero que Vizcaíno nunca reconoció, el vínculo que suscribió con Quique Pina cuando éste era consejero delegado y que el máximo dirigente no asume. Las mejoras económicas que implicaban el nuevo contrato del ex director deportivo, entre ellas subida de salario y comisiones por renovaciones y traspasos, propiciaron desde el verano un distanciamiento entre las partes, una situación que empeoró con el paso de las semanas y que acabó por dinamitarse en forma de despido.

Puestos en contacto con Vizcaíno, explica que “se ha venido desarrollando la petición por parte de él en relación a un contrato que no reconocemos, nos vamos a defender en el juicio, cuando lo señalen, no sólo con el no reconocimiento del contrato sino con otros hechos que podrían agravar la situación”.

El mandatario cadista asegura que “no hay acuerdo porque no hemos hecho ninguna propuesta porque no reconocemos el contrato. No es que sea nulo, que significaría que ha existido y se ha anulado, sino que no existe”. Y sobre los derechos que reclama el demandante apunta que “no sé si tendrá que reclamarle a Pina. Ya en el Granada les pasó lo mismo. Siguen filtrando las mismas mentiras. Todo es muy previsible”.

Por último, preguntado por la mala imagen que estas cuestiones dan del club precisó que “no tengo más remedio que defender la imagen pero también los derechos del Cádiz. Intenté reconducir la situación con Juan Carlos pero no fue posible. Ya no queda ninguno de ellos aquí”.

Por su parte, el ex director deportivo se limitó a admitir que “el acuerdo no ha sido posible y ya sólo queda esperar al juicio”, además de aclarar que “yo he puesto encima de la mesa todas las posibilidades para llegar a un entendimiento, pero no ha habido forma”. Aunque no quiso profundizar en el asunto, sobre quién suscribió el contrato objeto de pleito señaló que “no fue Quique Pina sino el Cádiz CF”. La Justicia se pronunciará al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios