cádiz cf

"No es buena imagen estar en los juzgados"

  • Pina lamenta que el club se encuentre inmerso en conflictos judiciales y aboga "por el diálogo y que seamos conocidos por los éxitos deportivos"

Fotos: Jesús Marín Fotos: Jesús Marín

Fotos: Jesús Marín

Comentarios 1

El consejero delegado del Cádiz, Quique Pina, ha salido al paso de varios temas de actualidad jurídica del club en los que muestra su parecer abogando en la mayoría de los casos por el diálogo. El dirigente murciano sabe que la última semana ha sido movida a nivel institucional por la junta de accionistas y el conflicto con la Asociación Gaditana de Clubes Modestos. Todo ello estando de fondo el lío judicial con los administradores concursales y otros tantos que salpican una etapa exitosa en lo deportivo, coincidiendo con el mandato de Manuel Vizcaíno.

Quique Pina está a punto de cumplir su primera temporada asumiendo galones, cargo y responsabilidad en la entidad amarilla, y en ese tiempo se ha dado cuenta de ciertos aspectos que él entiende que perjudican la imagen, la propia marca Cádiz CF. Lamenta lo que está sucediendo y se lo afea a Vizcaíno. "El Cádiz no puede estar todos los días en el Juzgado. No es buena imagen", aseguraba ayer a Diario de Cádiz el dirigente murciano, que empieza a estar más que preocupado con tanto conflicto judicial. "Que el club esté mucho en los juzgados no es la imagen que se debería dar", reiteraba. "Hay que corregir esas cosas y que las noticias sean por el éxito deportivo de lo que está haciendo el equipo. Qué mejor noticia que se vea cómo es nuestra afición y lo que es capaz de hacer", apuntaba refiriéndose a la gran marea amarilla que el sábado se desplazará a Sevilla.

Pero hay una realidad más triste que salpica a una entidad que navega con rumbo triunfal en el apartado deportivo. Es la cuestión institucional. Demandas por doquier..., administradores concursales, Sinergy, Asociación de Clubes Modestos e incluso el juicio por querella contra el ex apoderado Carlos Medina. Sin entrar en lo acertado o no de cada caso, de fondo está la imagen del club.

Quique Pina sabe que hay mucho trabajo por hacer en los temas judiciales, pero aboga siempre por hablar, dialogar, sentarse... Prefiere la paz. "Cuando acabe la temporada me inclinaría por sentarme con todas las partes y sacar los máximos acuerdos. Sé, por ejemplo, que los administradores concursales del Cádiz no tienen interés en generar ninguna situación conflictiva. Y el Cádiz no debe mostrar ganas ni actitudes a una guerra con esa demanda. Si todos nos ponemos de acuerdo será mucho mejor", explicaba Pina al referirse a Pedro Pablo Cañadas, José Luis Molina y Pascual Valiente, las tres personas que realizaron un trabajo que fue decisivo para evitar la liquidación. Tuvieron una paciencia infinita pese a numerosos incumplimientos de distintos dirigentes. Todo ello a pesar de que tenían sobrados argumentos para elevar un informe de inviabilidad al Juzgado de lo Mercantil que hubiera supuesto el cierre pero hicieron todo lo posible por mantener vivo al Cádiz. "Los problemas se deben convertir en soluciones. A mí, los juzgados y tribunales nunca me han gustado como recurso. Diferentes es acudir cuando no queda otra solución. El Cádiz no debe tener el Juzgado como forma de generar situaciones que llevan a convertir los casos en problemas de largo recorrido. Esas posibles soluciones son a largo plazo. Por eso soy partidario de no acudir a los juzgados", advertía Pina.

Con el equipo a las puertas de poder clasificarse al play-off, después de un magnífico e inesperado ascenso a Segunda A hace casi un año, ambas cosas con Vizcaíno al frente, el principal socio de éste, Pina, demuestra con sus palabras que discrepa con las formas. Quizás al ver que lo mucho que se gana en el césped se pierde en guerras de despacho. "Hay que corregir eso y que seamos conocidos por los éxitos deportivos y por la afición que tenemos. Esos éxitos son los que engrandecen a los clubes", finalizaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios