Fútbol | Segunda B Análisis del estreno más soñado por el Cádiz B

  • La madurez del filial resulta muy llamativa ante un adversario temible como el Murcia.

  • Líderes del ascenso como Seth Vega, Sergio González y Javi Pérez ya tiran del proyecto.

Primera formación del Cádiz B como equipo de la categoría de bronce del fútbol español. Primera formación del Cádiz B como equipo de la categoría de bronce del fútbol español.

Primera formación del Cádiz B como equipo de la categoría de bronce del fútbol español. / JOAQUÍN HERNÁNDEZ KIKI

La primera alegría del Cádiz B como equipo de Segunda B aún es muy comentada entre el cadismo más acérrimo seguidor del filial. Algo más de 1.000 espectadores pudieron ver un triunfo histórico ante un grande de la categoría, el Real Murcia. Y esos mismos vieron la 'madera' que conserva de la temporada pasada el equipo de Juanma Pavón. Madurez, pegada y líderes en el césped, tres aspectos que acabaron por decidir.

Los yogurines, que forman parte de una plantilla con una media de edad de 21,3 años, no se arrugaron cuando de forma injusta el equipo pimentonero tomó ventaja en el marcador. Era un momento complicado a las puertas del descanso pero hubo tablas en el césped que vestían de amarillo para reponerse del revés.

Resulta llamativo que los líderes de la reacción cadista fueran jugadores procedentes de Tercera, de la temporada del ascenso. Pavón alineó de inicio a ocho futbolistas de la última campaña -siete de ellos eran titulares en la 2018-19, salvo Franco- y tres de ellos tuvieron un papel directo en los goles. A Seth Vega le hicieron el penalti, Sergio González lo anotó y Javi Pérez puso la firma al segundo tanto del filial con un centro-chut que acabó dentro tras estar cerca de tocar Chapela.

El análisis del Cádiz B reafirma el sello que persigue el entrenador en cuanto a buscar la salida del balón en largo si se produce una presión alta como la que puso en liza el domingo el Murcia. Saturday y Momo Mbaye -la primera pareja de centrales- deben corregir algunas marcas y mejorar las entregas, a pesar de que el segundo de ellos dejó detalles de calidad.

Duarte no es ningún descubrimiento y su peso cada vez es mayor. Acabó por adueñarse de muchas parcelas, mientras que Jordi Tur y Seth Vega se entienden y se ven aunque jueguen con los ojos vendados.

Hay que hablar de los nuevos. Muy buenas sensaciones Víctor Morillo en un extremo, con llegada y desborde; en el otro se espera más de Sergio Pérez, que sabe que Chapela aprieta por ser titular. Javi Pérez, que no es precisamente una cara nueva, hizo el 2-1 pero ya no es por el gol, sino el espíritu que contagia y el papel protagonista que sigue adquiriendo en ese corazón amarillo cadista y conileño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios