Cadiz CF

Vencer y además convencer

  • Los amarillos, obligados a reaccionar con un triunfo y una mejor imagen ante un rival hundido

El fútbol cobra por fin protagonismo con la irrupción de una nueva jornada de LaLiga 1|2|3, la 28ª, y la obligación de Cádiz de retomar el rumbo ganador frente a un rival, el Lorca, que comparece en el estadio Ramón de Carranza con el agua al cuello, penúltimo clasificado a 15 puntos de una salvación que se difumina en el lejano horizonte.

El conjunto amarillo trata de curar las heridas producidas a raíz de la dolorosa derrota sufrida en el campo del Numancia que dejó como daño colateral la pérdida de una segunda plaza -de ascenso directo- que puede recuperar seis días más tarde si esta noche -a partir de las ocho, con televisión en directo a través de los habituales canales de pago- se queda con la victoria y el Rayo Vallecano no se impone al Huesca -gaditanos, terceros, y madrileños, segundos, están empatados a 47 puntos-.

Cervera prescinde de los dos laterales titulares y Villanueva apunta al lado izquierdo

El triunfo es condición innegociable para mantener intactas las aspiraciones más ambiciosas que traspasan de largo el objetivo inicial de la permanencia que hoy dará por cumplido el Cádiz si abraza los 50 puntos. Seria todo un logro certificar en febrero la continuidad en la categoría de plata, un mes antes que la pasada temporada. Restarían después tres meses cargados de ilusión para cambiar la Segunda A por una mejor vida en la élite de la Primera División.

El cuadro local salta al césped con el claro cartel de favorito por más que no se sienta cómodo en ese papel. Pero los números no engañan. Aventaja nada menos que en 30 puntos a un adversario desahuciado que sólo ha sumado uno en los últimos once capítulos -diez derrotas y un reciente empate ante el Sporting de Gijón- pero no está dispuesto a regalar nada.

Las cifras pasan al plano del olvido cuando el balón comienza a rodar. A los jugadores de Álvaro Cervera les espera a priori un duelo harto complicado ante un rival que en principio pondrá el autobús delante de su portería, la peor medida posible para el equipo de casa que si destaca por alguna carencia es precisamente por sus limitaciones a la hora de superar una defensa con una elevada densidad de población.

No lo tendrá fácil, por tanto, el equipo amarillo, que además de ganar pretende recuperar las buenas sensaciones que se ha ido dejando por el camino en las últimas semanas. Vencer y convencer delante de la afición es la consigna y para ello el entrenador, Álvaro Cervera, promueve una revolución que afecta como mínimo a la defensa. El técnico deja en la grada a Javier Carpio -21 titularidades- y Lucas Bijker -16-, los laterales habituales en las alineaciones que pagan los platos rotos del varapalo en Los Pajaritos.

El preparador cadista ha citado a 20 jugadores y hoy hará dos descartes. Los citados son los porteros Alberto Cifuentes y Rubén Yáñez; los defensas Rober Correa, Servando, Mikel Villanueva, Marcos Mauro e Ivan Kecojevic; los centrocampistas Jon Ander Garrido, Rafidine Abdullah, Álex Fernández, y Eugeni Valderrama; el mediapunta Alberto Perea; los extremos Nico Hidalgo, Salvi Sánchez, Aitor García, Álvaro García y Moha Traoré; y los delanteros Jona Mejía, Dani Romera y José Ángel Carrillo.

David Barral se queda una semana fuera de una convocatoria en la que no figuran el sancionado Fausto Tienza ni tampoco Brian, que aún no se ha recuperado al cien por cien de la pequeña rotura de fibras en una pierna que sufrió en el encuentro contra el Lugo disputado el pasado 27 de enero en el estadio Carranza.

La duda radica sobre todo en el quién será el inquilino del costado izquierdo de la defensa una vez que ninguno de los dos laterales zurdos aparece en la lista. Si el míster prescinde de Lucas Bijker sin poder contar con Brian es porque tiene claro quién se hará cargo de ese lado. Una de las opciones es la de Mikel Villanueva, que ya jugó en ese puesto cuando el catalán tuvo que marcharse lesionado a falta de 20 minutos para el final del envite contra el cuadro lucense. Otra posibilidad es que el entrenador ubique allí a Servando, que ya ejerció de lateral derecho varios partidos cuando coincidieron las bajas de Carpio y Rober Correa. El capitán siempre está al servicio del equipo y no sería extraño verle pegado a la banda izquierda de la defensa, como ya hizo durante toda exitosa la fase de ascenso a Segunda A hace dos temporadas. Hay otras alternativas, aunque más remotas. Lo normal es que sea un central el que actúe de lateral.

Hasta la portería estuvo en duda durante la semana a causa de los dolores de espalda que impidieron a Alberto Cifuentes ejercitarse con normalidad al menos un par de días. El cancerbero se ha recuperado de sus molestias y está disponible para guardar una vez más la portería si Cervera así lo decide. Habrá varias novedades en un once en el que el interrogante es si el técnico apuesta de salida por un trivote o por un 4-4-2 como en Soria. La vuelta de Rober Correa, el inquilino del lateral izquierdo, el previsible regreso de Abdullah y el más que seguro de Álvaro García... Quizás haya cambio también en la delantera con la posible presencia de Carrillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios