Cadiz CF

Supergarcía, en el Ayuntamiento

  • El periodista ofrece un pregón muy particular, con más tintes políticos que deportivos

De izquierda a derecha, Ramón Alarcón, José María García, José María González, Manuel Vizcaíno y Rafael Almansa. De izquierda a derecha, Ramón Alarcón, José María García, José María González, Manuel Vizcaíno y Rafael Almansa.

De izquierda a derecha, Ramón Alarcón, José María García, José María González, Manuel Vizcaíno y Rafael Almansa. / julio gonzález

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cádiz acogió ayer a mediodía la presentación del LXIV Trofeo Ramón de Carranza, un acto protagonizado por el periodista José María García y que igualmente sirvió como recepción oficial a los equipos.

Presentado a su vez por el también periodista linense Rafael Almansa, que lo calificó como "número 1", García recordó la grandeza del Trofeo, "por el que han pasado los mejores jugadores de cada época, incluyendo a Pelé, Cruyff o Messi", entre otros, destacó su condición del "cuadrangular más antiguo, que no el torneo veraniego, honor que le corresponde al Teresa Herrera", y valoró la nueva fórmula de este año, motivada por los cambios del fútbol actual y los intereses económicos y televisivos por la aparición en escena de China, Japón y EEUU, "destinos de los conjuntos punteros".

Después, el ganador de tres Premios Ondas repasó la actualidad, política más que deportiva, de España, "un país de Tercera porque nuestros políticos no son de Primera, la Justicia no es independiente y la comunicación no es libre ni plural".

Los guiños a Cádiz por la felicidad que le proporcionó en su tiempo el bailaor de Lola Flores, Fermín Cabrales, y la bromas con el alcalde, compartiendo que el apodo le viene por la costumbre que tenía la madre al llamarlo de niño quichitito en vez de chiquitito, y confesando que el suyo propio, Butano, se lo pusieron porque en la eliminatoria con Yugoslavia, previa al Mundial de Argentina 1978, estaba vestido con un chaleco de color butano justo al lado de Juanito cuando éste recibió el botellazo, dieron paso a un auténtico programa en el que García, Supergarcía de nuevo por un día, dijo lo que le apetecía y cómo le apetecía.

"La unanimidad es cosa de tontos, mejor la diversificación", espetó para alegrarse del soplo de aire que ha supuesto Podemos. "Lo malo es que como también analizo, compruebo lo difícil que es llevar la teoría a la práctica. Generalizar es injusto, pero en todos los grupos hay de todo", resumió antes de lamentar la "tragedia" familiar que vive Pablo Iglesias.

Otro guiño a José María González: "Me ha dicho Teresa que para veranear os gusta el camping. Eso antes era imposible. No tengo nada contra Teófila, pero tras 20 años de alcaldesa esto era su casa. ¿Se la imaginan en un camping? Esperemos que no se eternice el alcalde...".

La carga contra los políticos no había hecho más que comenzar. "El problema es que entra gente mediocre, que no tiene donde ir o viene a poner la mano. Pero es humano. El presidente de una empresa con 48 millones de personas no puede cobrar 80.000 euros al año". Y el ex presidente Aznar se lleva la peor parte. "Después de Franco es el mayor dictador que ha tenido España, y se lo he dicho a él. Por su culpa me marché en 2002", reconoce antes de admitir que se siente "un privilegiado" por ganarle desde 2005 la lucha al cáncer, "el mismo que no pudo superar Paquito Fernández Ochoa".

"Me gusta ver el vaso medio lleno, ningún tiempo pasado fue mejor", apunta para a renglón seguido repartir más leña. "El Tribunal Constitucional está politizado porque tiene representación de los partidos y la comunicación no es libre, y eso es una asignatura pendiente", lamenta

García no se corta, nunca lo ha hecho. Claro, quizás todo es más sencillo con un contrato de 500 millones de las antiguas pesetas en 1982 u otro de 2.000 millones antes de su retiro. "La extrema derecha hace tanto daño como La Sexta", razona antes de señalar a las únicas dos plataformas, A3 Media y Mediaset (Tele 5), con salud económica y criticar a Zapatero "por su torpeza al renunciar a la publicidad en TVE. El duopolio es peligrosísimo".

Anécdota con Lara. "Me invitó a desayunar para anunciarme que se hacía con Antena 3. ¿Pero cómo lo sabes?, le pregunté. Porque le voy a publicar a Aznar sus dos primeros libros cuando deje el Gobierno... Es inexplicable un mismo editor de La Razón (extrema derecha) y La Sexta (extrema izquierda)".

Defensor a ultranza de un Ministerio de Deporte -"Estados Unidos es el país que dedica más dinero al deporte por la sponsorización y los beneficios fiscales", argumenta-, pone el dedo en la llaga al referirse a la "connivencia entre políticos y periodistas, que sólo es malo para el receptor, el oyente o lector", asume errores del pasado como "secuestrar a entrevistados" y pone en valor la importancia del papel en la prensa por la trascendencia de lo que queda escrito y no es efímero.

José María García en estado puro durante una hora, aunque para muchos de los presentes le faltó hablar más del Trofeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios