Cadiz CF

Señales para la esperanza

  • La buena imagen ofrecida por el equipo amarillo en la semifinal abre una puerta al optimismo de cara al inminente inicio de Liga

  • El remate, la mayor preocupación

Salvador Agra (i) y José Mari, delante de un rival tendido en el césped durante el encuentro contra Las Palmas. Salvador Agra (i) y José Mari, delante de un rival tendido en el césped durante el encuentro contra Las Palmas.

Salvador Agra (i) y José Mari, delante de un rival tendido en el césped durante el encuentro contra Las Palmas. / jesús marín

Se acabó la pretemporada. Todo lo que hará el Cádiz a partir de ahora será preparar al cien por cien el estreno liguero, programado para la tarde del próximo viernes contra el Almería -a partir de las ocho- en el estadio Ramón de Carranza. El objetivo es arrancar la competición oficial con buen pie y las señales que deja el breve paso del equipo amarillo por el Trofeo Carranza son esperanzadoras. El único partido del verano que no ha ganado el Cádiz es precisamente el que mejor sabor de boca ha dejado al entrenador, Álvaro Cervera, que se mostró satisfecho con el rendimiento de su equipo pese a haber quedado eliminado por la Unión Deportiva Las Palmas en la tanda de penaltis. En los ensayos importan más las sensaciones que el resultado y la última prueba antes del campeonato debe servir de impulso anímico. Es bueno empezar con la moral alta.

El duelo contra la escuadra canaria enseñó el camino el camino a seguir. Los anfitriones imprimieron la intensidad que quiere el míster y se emplearon como un bloque frente a un adversario de mayor potencial -el rival más exigente del verano-. El Cádiz fue mejor que Las Palmas en líneas generales, en especial en una primera mitad en la que mereció al menor un par de tantos. Si la semifinal se hubiese resuelto por puntos -como en el boxeo- en lugar de los lanzamientos desde los once metros, el finalista hubiese sido el organizador del otrora Trofeo de los Trofeos. A los insulares les bastó con un par de llegadas para marcar un gol, mientras que los andaluces desperdiciaron un buen número de oportunidades -sobre todo en la primera parte- hasta que Salvi dio en la diana, ya rebasado el minuto 90, con un tanto que retraso la eliminación del Cádiz aunque evitó la que hubiese sido la única derrota en la pretemporada -sin contar la tanda desde el punto fatídico-.

El balance estival de los amarillos es de ocho victorias además del empate ante Las Palmas. Inició su andadura veraniega frente a rivales de la provincia de inferior categoría (triunfos por 0-9 al Barbate, 0-4 a Los Barrios y 0-3 al Chiclana) y cuando subió el listón también sacó adelante los partidos: 1-2 ante el Hércules (rival de Segunda División B), 1-3 frente Elche (recién ascendido a LaLiga 1|2|3), 2-0 al Marbella (Segunda B), 0-2 ante la Balona (Segunda B) y 2-1 al Mallorca (otro que ha subido a Segunda A).

Y por último, las tablas frente a Las Palmas de un Cádiz que sacó a relucir su carácter competitivo con una presión por momentos asfixiante. Robó el balón con asiduidad y salió con rapidez a la contra, las señas de identidad ya conocidas de un equipo que además, a ratos, fue capaz de asociarse con eficacia. Le llegaron balones a Ager Aketxe en tres cuartos, una zona en la que es peligroso y en la que sabe combinar.

El único lunar que deja la participación del Cádiz en el Trofeo -más allá de que no pasara a la final- es la incertidumbre en la faceta del gol. Es cierto que ha marcado en todos los partidos del periodo canicular, pero en la presentación ante su afición dejó la sensación de tener problemas cuando llega el momento de finalizar las jugadas, el mismo problema que sufrió la pasada temporada. Además maniatar al adversario -el principio básico en la forma de juego de los amarillos-, tiene que culminar el trabajo con goles. La delantera es una de las asignaturas pendientes en el mercado de fichajes, abierto hasta el próximo día 31. También hay pendientes salidas. De momento, lo jugadores que empezarán la Liga son los que están ahora. En el caso de que se incorporase uno o más en los días previos al comienzo, no llegaría tiempo para entrar en la convocatoria porque antes tendría que ganarse el puesto con el lógico proceso de adaptación.

El Cádiz ya se centra la competición oficial aunque con un ojo en el mercado de fichajes que propicia una etapa "convulsa", como la calificaba hace unos días el director deportivo, Juan Carlos Cordero. El propio entrenador, Álvaro Cervera afirmaba antes del Trofeo que no estaba del todo satisfecho con la pretemporada, aunque el choque contra Las Palmas ejerce de calmante. Reconoció que le gustó su equipo.

Los jugadores -los que saltaron al césped- demostraron estar preparados para empezar la Liga en el plazo de cinco días. Y si con la Liga también llega el acierto en el remate, mejor que mejor. El gol es lo que al final marca la diferencia y en principio debe aterrizar uno y quizás dos delanteros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios