Cádiz CF

Saber sufrir para poder ganar

  • Ramón Blanco ve preparados a los jugadores para afrontar el complicado encuentro contra el Lucena · "Vamos a hacer todo lo posible por conseguir esa victoria que necesitamos", asegura el entrenador

La reacción del Cádiz tiene que llegar. Y cuanto antes, mejor. Está obligado a recobrar el aliento para escapar del sótano de la clasificación. El entrenador del conjunto amarillo, Ramón Blanco, espera que a la tercera sea la vencida desde su regreso al banquillo y la victoria vuelva a ser una realidad. A la hora de analizar el choque contra el Lucena -un rival directo a estas alturas de la temporada-, el técnico reconocía ayer que "acumulamos una dinámica negativa" que apuesta por "cambiarla" este domingo.

Y es que el míster anunciaba que "vamos a hacer todo lo posible por conseguir esa victoria que necesitamos". Sumar los tres puntos en tierras cordobesas no será nada fácil, como ya quedó de manifiesto en las dos últimas visitas cadistas. "A Lucena vamos a la guerra", señalaba el preparador del cuadro amarillo para dar una idea de la dificultad que entraña el encuentro mientras subrayaba cómo no se debe jugar allí: "No se puede practicar el fútbol de toque porque nos comen, hay que saber jugarle al rival".

El gallego hacía un esbozo de lo que le espera mañana al Cádiz: "Es un campo lento y el adversario le tiene cogida la medida; el duelo será difícil, pero estamos preparados para sufrir, ellos hacen mucha presión y tratan de jugar en espacios reducidos y no lo van cambiar el domingo".

El ensayo del pasado jueves en Medina Sidonia, con triunfo cadista por 0-8 frente al conjunto local, es valorada de manera positiva por el entrenador por el valor que atesoran los goles (el Cádiz lleva cuatro jornadas de Liga sin ver puerta). "Los goles son iguales ante cualquier equipo, es importante que se den cuenta los jugadores. Se ha cogido moral con futbolistas como Pablo Sánchez, Adrián Gallardo o Juan Villar, a ver si toman autoestima. Los jugadores están presionados, pero ellos saben que deben salir al campo tranquilos".

Sobre la bronca que el mánager del Cádiz, Alessandro Gaucci, dedicó a los jugadores a principios de esta semana y la prohibición de hacer salidas nocturnas, Blanco explicaba ayer que "se quiso poner las cosas claras en relación al régimen interno. La situación no es nada fácil y no les debe apetecer salir".

El técnico hacía hincapié en la necesidad de "ratificar en el campo el trabajo y el descanso. Deben estar al máximo de su rendimiento para darlo en el campo. Están preocupados y por eso se ve la tensión. No es un problema de actitud pese a las derrotas, fallaron otras cosas", concluía el preparador cadista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios