CÁDIZ CF

Rober Correa, entre la ilusión y el desenlace

  • La mejor versión del lateral derecho el año en el que finaliza su contrato

Arrancada llena de fuerza a cargo de Rober Correa. Arrancada llena de fuerza a cargo de Rober Correa.

Arrancada llena de fuerza a cargo de Rober Correa. / Lourdes de Vicente

Rober Correa se está convirtiendo en un jugador con peso en el once cadista camino del primer tercio de temporada. El lateral derecho ha desbancado con autoridad a David Carmona, que empezó la campaña como titular pero que ha ido desapareciendo de las alineaciones y de las convocatorias. Correa juega y brilla con su rendimiento y un gol, el del empate ante el Elche, que le hace feliz en una temporada en la que se juega mucho.

Los números del defensor pacense son muy favorables respecto a la campaña pasada. Hace un año, Rober disputó sólo dos encuentros (una titularidad) en las primeras 27 jornadas de Liga, de lo que también tuvo mucha culpa sus problemas físicos. Pues 12 meses después, el zaguero ha estado en diez de las 12 primeras semanas de competición liguera, lo que pone de relieve que su suerte ha cambiado y que está en camino de ser uno de los pilares del actual Cádiz.

Este jugador, que hace poco cumplió 26 años, vivió el pasado domingo un episodio único de amarillo porque a poco de comenzar la segunda parte fue el autor del gol del empate, ese tanto que dio inicio a la locura colectiva de juego y goles por parte del conjunto de Álvaro Cervera. En una ubicación más propia de un '9', Rober Correa finalizó un ataque que dio paso a un antes y un después en un partido que el cadismo tendrá muy presente.

La comunión con los goles ha sido casi inapreciable en este defensor a lo largo de su carrera desde que es sénior. Sólo en la campaña 2015-16, cuando jugaba en el Espanyol B, fue capaz de marcar una cifra propia para otra posición, cuatro tantos. Además, dos de ellos los firmó en la derrota contra el Hércules (3-2). En la 2011-12, cuando jugaba en el filial del Rayo Vallecano, cerró el año con dos dianas, mientras que hizo una en la 2012-13 (Rayo B), 2013-14 (Espanyol B) y 2016-17 (Elche). En las temporadas 2014-15 (Espanyol B) y 2017-18 (Cádiz) no se estrenó en la faceta anotadora.

Hay que tener presente otro aspecto de la actualidad de este futbolista. La fortuna le viene de cara en una campaña en la que él se juega mucho, ya que el próximo 30 de junio finaliza contrato. El propio Rober hizo mención a esta situación el pasado domingo al acabar el Cádiz-Elche. "Estoy disfrutando aquí como un enano y como acabo contrato, voy a disfrutar cada partido con los pies en el suelo, pero a tope". Unas manifestaciones que deslizan, lógicamente, la otra preocupación de este profesional además de la colectiva de enderezar de una vez la marcha del equipo.

Los números de Rober Correa en el presente curso son potentes; diez partidos de Liga en 12 jornadas, 869 minutos y un gol. Esto sin olvidar los 90 minutos del Tenerife-Cádiz (1-2), de Copa del Rey, en el que disputó el encuentro completo. Este registro camino de los tres meses de competición se aproxima a lo habitual en un jugador que muestra sus credenciales para ser cadista más allá del 30 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios