Cádiz-recreativo de huelva

Remontada sin excelencia (2-1)

  • El equipo gaditano levanta el tanto inicial del Decano en una buena primera parte pero se diluye tras el descanso y sufre para ganar, aunque escala al tercer puesto y le resta dos puntos al líder

El Cádiz comenzó la segunda vuelta con una agónica victoria contra el Recreativo de Huelva con la que culminó una jornada redonda en la que subió una posición y recolectó ocho puntos. Escaló de la cuarta a la tercera plaza y le quitó tres puntos al UCAM Murcia y dos al Real Murcia, además de los tres que se quedó en casa. El líderato está un poco más cerca, a cinco puntos, aunque para optar al puesto más codiciado mucho tiene que mejorar un equipo amarillo que demostró buenas maneras y capacidad de reacción para remontar el tanto inicial del cuadro onubense antes del intermedio, con goles de Dani Güiza y Lolo Plá, para apagarse en una segunda mitad a la que nadie hubiese extrañado que el Decano hubiera conseguido la igualada. Dos caras ofreció el conjunto gaditano. Positiva en la primera parte y muy negativa en una segunda mitad para olvidar, incapaz de rematar a un rival plagado de jóvenes que se sobrepuso a su escasez de efectivos y tuvo opciones de puntuar. Los gaditanos se crecen con la posesión del esférico, pero sin llegan las dudas y ayer sufrieron de lo lindo para amarrar la victoria.

En un choque en el que fue de más a menos, lo mejor para el Cádiz fueron los tres puntos y un triunfo que, añadido al del pasado domingo ante el Real Jaén, hilvanan dos consecutivos por primera vez en la temporada. David Sánchez dejó su impronta de calidad y Jandro debutó en la segunda mitad sin demasiada fortuna.

Claudio apostó por Luis Pavez en el lateral izquierdo en lugar de Andrés Sánchez y colocó en la medular a los dos cerebros: Abel Gómez y David Sánchez, debutante en Liga con el Cádiz y faro del equipo mientras le acompañó la energía. El ex del Melilla se ubicó de pivote por delante de la defensa y desde ahí se dedicó a repartir el balón hacia un lado y otro. No es esa su única cualidad. Sabe leer los partidos como nadie. En el minuto 4 provocó la primera ocasión clara cuando hizo un pared con Abel Gómez y la pelota llegó a Güiza, que dentro del área disparó fuera por muy poco.

Los amarillos controlaban con autoridad hasta que se vieron sorprendidos por un zarpazo de un Recre con numerosas ausencias atrás pero con potencial en ataque. Jesús Vázquez sirvió a Ale Zambrano, que centró desde la derecha y Arthuro, en boca de gol, remató flojo y por bajo pero Alberto Cifuentes se la comió.

Le tocaba remar a contracorriente al conjunto local, débil en defensa aunque insistente en labores ofensivas. Tiempo tenía para remontar pese a que el gol nubló por un instante las ideas hasta que en el 18 llegó el empate con un jugada parecida al gol del cuadro onubense. Pase de Fran Machado a Salvi, el sanluqueño centró raso al corazón del área y Dani Güiza, con la caña preparada, soltó un derechazo que se coló por bajo en la portería con la inestimable colaboración de Rubén Gálvez, al que se le escapó el esférico.

El Cádiz reaccionó con celeridad y después del empate buscó con ahínco el segundo. Con David Sánchez com brillante director de orquesta, las aproximaciones a los dominios de Rubén Gálvez eran constantes pero sin oportunidades claras. De hecho, fue el Decano el que metió miedo en el 34 con una falta en el semicírculo del área cometida por Servando que Arthuro no convirtió en gol por escasos centímetros. Del posible 1-2, que no hubiese sido nada justo, se pasó al 2-1 en la siguiente acción un minuto después. Juanjo birló el balón a un contrario y asistió a Fran Machado, quien a su vez sirvió en largo a Güiza. Cuando parecía que el jerezano no alcanzaba el cuero, ya dentro del área, se tiró al suelo como si fuera un juvenil, estiró la pierna derecha al máximo y robó el balón a su oponente para ponerlo en sitio justo para que Lolo Plá empujase al interior de la portería. El Cádiz había dado la vuelta a la tortilla en menos de media hora gracias a su empuje a la fragilidad defensiva de los onubenses.

Con el marcador a favor, los hombres de Claudio pusieron la directa con intención de llegar al descanso con una diferencia más amplia. Lolo Plá marcó un golazo de cabeza en el 37, pero fue anulado por un fuera de juego que sólo existió en la imaginación del asistente. Poco después fue Güiza el que tuvo el gol en sus botas, pero pecó de generosidad al pasar a un acompañero el balón, cortado por un zaguero, en lugar de tirar después de haberle robado la pelota a Edu Moya.

El Cádiz arrollaba en ataque pero el Recreativo, sin hacer mucho ruido, tenía su opción de empatar justo antes del intermedio con un testarazo de Álvaro Moreno que se perdió cerca de un poste.

La segunda parte comenzó con una jugada trenzada del Cádiz que no acabó en gol de milagro tras un centro de Pavez al interior del área. Tocaban con buen gusto los anfitriones en una reanudación que parecía trazar la misma tónica de la primera mitad. Después fue todo lo contrario Jandro se estrenaba de manera oficial como cadista en el minuto 48 y su entrada por Salvi originaba movimientos en ataque. Fran Machado se desplazaba a la banda izquierda a derecha, el Lolo Plá pasaba al costado que quedaba libre y el debutante se colocaba en la mediapunta. Álvaro García jugó por la derecha cuando sustituyó a Fran Machado.

El inicio arrollador de los gaditanos era contestado por un Recreativo muy activo en ataque pese a lesión de Arthuro, su delantero de referencia. A punto estaba de empatar en el 53, cuando Juanjo se comía un pase largo, Iván Robles entraba hasta la cocina y daba el pase de la muerte a Cristian Fernández. Cuando parecía que éste iba a marcar, apareció la mano salvadora de Alberto Cifuentes para evitar el empate. La ocasión clarísima del Decano encendía las alarmas a modo de serio aviso: o el Cádiz marcaba el tanto de la sentencia o estaba condenado a sufrir hasta el final.

Los amarillos perdieron el control de la pelota. Demasiados pases al limbo. Y sin la pelota, el sufrimiento está garantizado. Los visitantes daban sensación de peligro con frecuencia y por momentos el empate parecía más cerca que un posible 3-1. En el 66, Juanjo enmendaba un grave error de Josete e impedía el remate en boca de gol de Manu Molina. Los hombres de Claudio no creaban una ocasión de verdad, y cuando generaba alguna faltaba definición, como en el 67, cuando Lolo Plá, solo ante Rubén Gálvez, no conectó con el balón.

No mataba el partido un Cádiz que iba a peor con el paso de los minutos ante un rival que pujaba con fuerza por las tablas. Alberto Cifuentes se erigía en protagonista con intervenciones que dejaron el marcador inalterado. Detuvo un zurdazo de Ernesto y desvió a córner un libre directo de Núñez dese la frontal del área que llevaba veneno. El Cádiz se había roto en dos mitades, apretaba los dientes para defender el resultado y se abonaba a una contra definitiva para dar la puntilla que nunca fue capaz de fabricar con eficacia. Jandro no tenía un feliz estreno. Un regate que no le salió y un flojo disparo a manos del cancerbero.

Árbitro: Milla Alvendiz (andaluz).

Tarjetas: Amarillas Amonestó a los locales Servando (32') y Juanjo (87'), y al visitante Álex Zambrano (60').

Goles 0-1 (7') Arthuro El delantero remata flojo dentro del área pero sorprende a Alberto Cifuentes. 1-1 (18') Güiza Salvi centra al interior del área, el jerezano dispara y el balón entra después de tocar el portero. 2-1 (35') Lolo Plá Güiza se anticipa a un defensa y sirve para que el extremeño empuje estorbado por un defensa.

Incidencias: Partido de la 20ª jornada disputado en el Ramón de Carranza ante 8.253 espectadores, según el club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios