Cádiz CF El Racing, un rival propicio para emerger

  • El colista lleva siete jornadas sin ganar y no conoce la victoria lejos de El Sardinero

Alberto Perea, perseguido por dos jugadores durante el partido de la primera vuelta en Santander. Alberto Perea, perseguido por dos jugadores durante el partido de la primera vuelta en Santander.

Alberto Perea, perseguido por dos jugadores durante el partido de la primera vuelta en Santander.

A priori, no hay mejor rival posible en Segunda División A para que la tan deseada reacción del Cádiz se confirme como una realidad en la 25ª jornada. El Racing de Santander, que visita el Ramón de Carranza este viernes a partir de las 21:00 horas, se presentará en la Tacita con unos números que invitan a un moderado optimismo a los cadistas y que, sin duda, preocupan y mucho a los cántabros.

El mal momento del equipo amarillo, que encadena cuatro jornadas sin conocer la victoria y cinco partidos seguidos sin ganar, contando también con el de Copa del Rey en Logroño, aparece como una auténtica balsa de aceite en comparación con la situación de los de Cristóbal Parralo, cuya pésima racha ha terminado por llevarles a la última posición de la tabla clasificatoria. La cosa pinta tan negra que este mismo miércoles el presidente, Alfredo Pérez, transmitió un mensaje de tranquilidad y apoyo a los suyos.

Cierto es que los pupilos de Álvaro Cervera han de centrarse en hacer su trabajo de la manera más correcta, con máxima concentración desde el pitido inicial hasta la conclusión para que no se repitan episodios como el de hace ahora una semana contra el Mirandés, que marcó dos goles en el tiempo de prolongación para terminar igualando 3-3. Sin embargo, no es menos verdad que la crisis del adversario de turno, con la presión añadida que conlleva, puede convertirse en la mejor aliada.

El nuevo colista de la categoría de plata acudirá a la capital gaditana con registros que explican la plaza que ocupa. De los últimos 15 puntos disputados sólo ha sido capaz de amarrar 3, una cifra que sólo empeora el Albacete, con 2, que se encuentra al mismo nivel de Girona y Oviedo, y ligeramente por debajo del Lugo (4), el Extremadura, el Alcorcón, el Elche, el Fuenlabrada y el propio Cádiz, todos con 5 puntos en las últimas cinco jornadas. Obviamente, en las antípodas de Zaragoza y Deportivo, que han atado 12 de los 15 en juego.

El Racing afronta este desplazamiento después de dos meses sin llevarse una alegría a la boca, desde que el 23 de noviembre se impusiera por 3-0 al Extremadura. Desde entonces, derrotas con Elche (2-0), Zaragoza (2-0) y Dépor (2-1), y tablas con Fuenlabrada (2-2), Oviedo (1-1), Mirandés (0-0) y Las Palmas (1-1), ésta el anterior fin de semana. Por medio, además, también otro revés en Murcia (1-0), en esta ocasión en Copa del Rey.

Los números del cuadro santanderino resultan especialmente grises a domicilio, no en vano es la única escuadra de LaLiga SmartBank que no conoce el triunfo como visitante y la que menos suma en sus salidas, con 7 puntos, uno menos que Deportivo y Girona.

No obstante, el exceso de confianza puede ser letal porque se trata de un conjunto que en sus visitas no cae con facilidad. De hecho, con cinco derrotas no sólo no aparece entre los que más sufren sino que incluso cosecha una menos que uno de los más firmes candidatos al ascenso a Primera, el Huesca. Igualmente, su capacidad para salvar los muebles ha propiciado que se haya convertido en el auténtico rey del empate de Segunda, con 14 igualadas, dos más que Málaga y Alcorcón.

Por último, destacar que, aunque en toda la campaña sólo ha podido conseguir dos victorias, ante Mirandés (4-0) y la ya referida sobre el Extremadura, en ambos casos lo hizo con goleada, algo que sirve como indicativo de que si tiene su día, el contrario puede pasarlo francamente mal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios