Cádiz CF

Quique Pina quiere frenar la ampliación de capital por la vía judicial

  • El murciano presenta una demanda de nulidad, aunque mientras acudirá a la primera fase de suscripción de acciones

Quique Pina.

Quique Pina. / Lourdes de Vicente

La ampliación de capital iniciada por el Cádiz CF el pasado 23 de marzo saca a relucir una vez más el conocido enfrentamiento que mantienen Manuel Vizcaíno y Quique Pina, socios de Locos por el Balón en permanente conflicto desde hace varios años.

Vizcaíno, presidente del Cádiz CF y administrador único de Locos por el Balón (sociedad que ostenta el paquete mayoritario de acciones del club con una cifra que gira en torno a un 60 por ciento), ha promovido una ampliación de capital en la entidad cadista por un importe de tres millones de euros que fue aprobada en la junta general de accionistas desarrollada a finales del pasado mes de diciembre de 2020.

Pina, por su parte, se dispone a presentar una demanda ante el Juzgado de lo Mercantil para impugnar dos de los puntos aprobados en aquella reunión mantenida por los accionistas del Cádiz CF que afectan a la situación actual.

Uno de ellos se refiere precisamente a la ampliación de capital que ya está en marcha, de la que Pina pide que sea retirada al considerar que su aprobación en aquella junta es nula de pleno derecho.

El murciano, socio de Locos por el Balón a través de la empresa Calambur, pretende frenar la ampliación ante el temor de que Vizcaíno haga un movimiento que le deje en fuera de juego a la hora de establecer el nuevo tablero accionarial resultante del proceso abierto en el club.

Además de pedir la anulación del aumento de capital mediante la presentación de una demanda, Pina incluye en la actuación judicial la solicitud de la suspensión cautelar de dicha ampliación mientras se resuelve el caso en los tribunales.

Mientras abre la vía judicial y a la espera del recorrido que tenga su demanda, Pina está dispuesto a acudir a la ampliación de capital por la parte que Calambur tiene tanto en Locos por el Balón (en apariencia el 50 por ciento de esa sociedad) como en el propio club (una pequeña porción). Para ello tendrá que aportar una cifra cercana al millón de euros.

El murciano, con el paso que da, muestra su voluntad de seguir peleando por conservar su estatus en el accionariado de Cádiz CF mientras Vizcaíno y él mantienen abierta su guerra en los juzgados.

El segundo punto de la junta de accionistas que Pina recoge en su demanda judicial es el sueldo máximo de dos millones euros establecido para el conjunto del consejo de administración del Cádiz CF, que considera desproporcionado y del que reclama su anulación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios