barcelona b | cádiz

Palabra de García Pimienta

  • El técnico del filial habla del sello del Cádiz: "Tiene clarísimo lo que quiere"

El preparador del Barcelona B observa a su equipo desde la banda. El preparador del Barcelona B observa a su equipo desde la banda.

El preparador del Barcelona B observa a su equipo desde la banda.

Francisco Javier García Pimienta y su equipo, el Barcelona B, tienen hoy la difícil misión de tumbar al Cádiz para mantenerse vivos y con garantías en la pugna por la permanencia. El preparador del filial entiende que el choque tiene una complejidad grande, si bien apela a la sensibilidad y a la labor de sus jóvenes jugadores para creer en lo que sería una sorpresa: derrotar al conjunto amarillo.

"Sabíamos que debíamos conseguir los tres puntos ante el Sporting y los debemos lograr ante el Cádiz, que es otro rival que intenta subir a Primera División", explicaba García Pimienta en su comparecencia ante los medios de comunicación antes de pasar a hablar de la actualidad de su plantilla. "No tenemos a varios lesionados, entre ellos jugadores muy importantes (Aleñá y Ruiz de Galarreta), pero la gente ha entrenado muy bien y está preparada. Los que tengan que salir tienen toda mi confianza y seguro que lo harán muy bien".

El preparador del Barça B demostró tener bien estudiado al adversario de hoy, que sabe lo que expone como argumentos en el terreno de juego. "El Cádiz es un rival muy complicado. Tiene clarísimo lo que quiere a partir de un 4-2-3-1. Realiza un juego directo en el que no tiene problemas de buscar claramente a los puntas".

La situación de los azulgranas es crítica porque una derrota les dejaría con pie y medio en la categoría de bronce. García Pimienta lo sabe pero apela a la máxima del optimismo tomando como referencia las armas de un equipo joven. "Si hacemos otro buen partido ante nuestra afición, que estoy seguro vendrá en un número mayor al de otras ocasiones, podemos ganar para estar donde queremos a falta de dos jornadas para el final", explicaba el técnico.

Con la sensible baja de Carles Aleñá por sanción, el Barcelona B buscará mantener vivo el sueño de la permanencia, situado a cinco puntos tras vencer ayer el Nástic de Tarragona a la Cultural Leonesa. Después de poner fin a once jornadas sin sumar los tres puntos ante el Sporting de Gijón el pasado fin de semana (2-3), el conjunto azulgrana necesita otro triunfo ante un aspirante al ascenso para seguir con vida en la pelea por eludir el descenso.

Antepenúltimo a cinco puntos del Alcorcón y de la Cultural, equipos que ahora mismo marcan la salvación tras los encuentros disputados ayer, cuando quedan solo tres jornadas para que acabe la liga, la plantilla entrenada por García Pimienta intentará poner fin a su nefasta racha jugando como local.

Después de siete partidos sin ganar en el Mini Estadi, el Barça B se ha convertido en el peor local de LaLiga 1|2|3, con un balance de cuatro partidos ganados, cinco empates y diez derrotas.

No gana en su feudo el conjunto azulgrana desde el 27 de enero, cuando derrotó al Granada en uno de los partidos más plácidos del curso (3-0).

Para poner fin a esta dinámica negativa, García Pimienta no podrá contar con los sancionados Carles Aleñá, faro ofensivo de su equipo, e Íñigo Ruiz de Galarreta, dos bajas sensibles que se suman a los lesionados Oriol Busquets, y Jose Arnaiz.

De esta manera, el técnico del filial se verá obligado a realizar diversos cambios y no se descarta que apueste por alinear a jugadores del juvenil como es el caso de Marqués.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios