cádiz-jaén

Nuevo año, nuevo rumbo

  • El equipo de Claudio alza el telón de 2016 contra un amenazante Jaén y con el amargo sabor que dejó el partido frente al UCAM Un traspié sacaría a los amarillos del 'play-off'

La historia más reciente del Cádiz se escribe hasta el 31 de diciembre de 2015; es decir, hasta el pasado jueves. Desde el viernes comenzó un año nuevo, un periodo de retos diferentes que permitan al equipo reconducir el rumbo. Un rumbo que le tiene con suspense en la zona de play-off, pero que le aleja de manera peligrosa de la lucha por primera posición. Llega el Jaén para alzar el telón a 2016 en el Ramón de Carranza, y lo hace con una dinámica que inquieta al demostrar que es uno de los equipos que se encuentra en mejor forma dentro del grupo IV de Segunda División B. Al conjunto de Claudio Barragán le toca dar el do de pecho después de lo sucedido en Murcia, al tiempo que está obligado a recuperar sensaciones que convenzan tanto a los propios jugadores como a la afición, que empieza a estar en el límite de poder poner el grito en el cielo.

Da la sensación de que no es el mejor momento para que el Jaén aparezca por la capital gaditana. La excelente dinámica del equipo del Santo Reino se une con las dudas que deja un Cádiz cuyo entorno está más pendiente de lo que llega a través del mercado invernal que del choque de este mediodía. La clasificación marca la realidad del Cádiz, que tiene que evitar hoy una derrota que daría paso a ser cazado por el adversario al que se enfrenta y salir de la zona de play-off. Un empate mantendría la distancia pero con el peligro de que los murcianos y el Sevilla Atlético abrieran brecha por arriba. A priori son tres puntos más aunque realmente no son tres puntos cualquiera. Esto quiere decir que los pupilos de Claudio Barragán están ante la oportunidad de lograr todo el botín en juego y que un adversario directo acabe la jornada en blanco y a seis puntos de diferencia. Sería lo ideal.

Las vacaciones navideñas han tenido un poco de reflexión para los jugadores del cuadro gaditano. Una meditación profunda por la derrota en La Condomina, por los 22 puntos que se han dejado escapar a las puertas de acabar la primera vuelta y por esa imagen que muchas veces crispa a un cadismo que desconfía del potencial del equipo. Esa meditación ha alcanzado a los despachos, pues los movimientos han sido rápidos para firmar a David Sánchez y a Jandro, dos futbolistas expertos que están llamados a subir el listón de exigencia y rendimiento de la plantilla de cara a la segunda mitad de la competición.

La actualidad cadista viene marcada por una semana en la que se ha dado la bienvenida a David Sánchez y a Jandro, y por dos ausencias. Una de ellas corresponde al lesionado Cristian Márquez, mientras que la otra llega de la mano del sancionado Garrido, que en Murcia vio su quinta cartulina amarilla, por lo que le toca parar al cumplir un ciclo. La del zaguero es una baja de menor importancia porque no entra en los planes del preparador mientras Juanjo responsa como lo viene haciendo. Por su parte, el pivote vasco sí debería ser una ausencia notable, si bien su rendimiento está por debajo de lo esperado hasta el punto de que entre en algunas quinielas que le pudieran llevar a ser descartado en el mercado que abre de forma oficial mañana.

En cuanto al once, hay dudas tomando como referencia las variaciones a las que se abona Claudio. Una de ellas apunta al centro de la defensa, ya que Aridane parece fijo y entre Josete y Servando se jugarán el otro puesto. Por delante, en el doble pivote, Abel Gómez debe ser el guía pero sin la posibilidad de que le acompañe Garrido. Esa plaza tiene como principal candidato a Mantecón, si bien no hay que descartar otra variante que pasara por volver a contar con Alberto Quintana.

Del centro del campo en adelante hay que tener presente la situación de Fran Machado y Hugo Rodríguez, quienes están muy señalados para dejar sitio a los recién fichados David Sánchez y Jandro. Parece raro que vayan a estar en el once salvo que Claudio considere que para este encuentro reúnen las condiciones adecuadas en favor de su equipo. Si el lunes se les puede comunicar de forma oficial su desenlace como integrante del equipo, se antoja complejo que pocas horas antes se vean inmersos en un partido como el de este mediodía. De todas formas los números son favorables a ambos en cuanto a participación en 18 jornadas.

Acabando con la alineación, en la punta de ataque es posible que Claudio empiece como acabó en Murcia; es decir, con Lolo Plá y Dani Güiza. El jerezano fue suplente en La Condomina, por lo que es de suponer que estará con unas ganas enormes de volver al once.

La mañana podría estar acompaña por la lluvia, ya que algunos portales digitales en cuanto al tiempo daban ayer una posibilidad de chubascos de entre el 55 y el 65%. No se anuncian aguaceros importantes pero sí podrían marcar el desarrollo del juego en cuanto a la rapidez que podría tomar el césped.

El Cádiz comienza 2016 con el propósito de encontrar el rumbo adecuado que le lleve a la primera posición para, a partir de ahí, pelear con las máximas garantías y posibilidades el ascenso de categoría, un broche que tiene fecha a las puertas del verano. Las puertas de la gloria que llevan bastante tiempo cerradas para el cadismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios