cádiz CF

Noviembre llama a la reacción

  • Almería, Reus, Sporting y Valladolid ponen a prueba la capacidad de superación de los amarillos

Marcos Mauro (d) y David Barral, atentos al balón en un entrenamiento. Marcos Mauro (d) y David Barral, atentos al balón en un entrenamiento.

Marcos Mauro (d) y David Barral, atentos al balón en un entrenamiento. / julio gonzález

El Cádiz comienza el mes de noviembre con el firme propósito de dar un paso al frente para poner fin a la mala racha de resultados que le persigue en las últimas ocho jornadas. Octubre echó la baraja sin un solo triunfo y un balance numérico de tres empates -ante el Sevilla Atlético (0-0), la Cultural Leonesa (2-2) y el Rayo Vallecano (0-0)- y dos derrotas -contra el Osasuna (0-2) y el Huesca (1-0)-, con un saldo de tres puntos de los 15 disputados y un partido más perdido (1-2), el de la Copa del Rey frente al Betis correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final.

La victoria, desaparecida del mapa en los últimos tiempos, es el reto inmediato al que se enfrenta el Cádiz en noviembre, en el que le esperan cuatro compromisos ligueros y el choque de vuelta de la Copa frente al conjunto verdiblanco, que será precisamente la última cita del undécimo mes de 2017 y a la vez la menos importante porque la auténtica necesidad es escalar posiciones en la clasificación y buscar tranquilidad en la zona media.

Los de Álvaro Cervera accedieron a la ventana de octubre en la octava plaza, cerca de la zona noble, y cayeron ocho escalones tras sumar sólo tres puntos para acabar ese mes en la 16ª, nada lejos del peligro del descenso.

Noviembre queda dividido en dos partes. La primera reserva envites contra rivales directos a estas alturas del campeonato. En el segundo tramo aguardan dos partidos contra adversarios que circulan en la zona alta de la tabla.

Por orden cronológico, el Cádiz, con 14 puntos, visita mañana domingo a un Almería inmerso en una situación aún más delicada que la de su oponente, ubicado en el 17º peldaño con 12 puntos -sólo avanzó un punto en octubre y pasó de ocupar un puesto de play-off de ascenso a coquetear con el abismo-. Los gaditanos encaran una ocasión para distanciarse de su adversario y como mínimo está obligado a evitar una derrota que agravaría su situación. El triunfo es el objetivo y si no es posible al menos capturar un punto.

La segunda cita del mes será en el estadio Ramón de Carranza -el lunes día 13- contra el Reus Deportiu, que a día de hoy transita en la zona media de la tabla con 16 puntos, dos más que un cuadro amarillo que tendrá un nuevo examen en casa ante un rival que persigue la permanencia en su segundo año en la categoría de plata..

El segundo trecho de noviembre se presenta a priori más complicado. Los gaditanos pisarán el césped de El Molinón el tercer fin de semana -el domingo día 19- para medirse al Sporting de Gijón justo una década después de la último enfrentamiento entre ambos en territorio asturiano, también en Segunda División A. Será una prueba de altura del Cádiz frente a un claro aspirante al ascenso a Primera que ya se mueve en los primeros puestos de la clasificación.

El último encuentro de Liga de este mes será de nuevo en casa con el Real Valladolid como adversario. El conjunto pucelano, que ya ganó (0-1) en el Carranza la pasada temporada, es otro de los candidatos a meterse en la batalla por dar el salto a la élite y será una prueba compleja para los hombres de Cervera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios