Cádiz CF

Mendizorroza, kilómetro 0 del cadismo

  • Las calles de Vitoria ya respiran en amarillo a la espera de un gran día para la masa social del equipo

Julio Domínguez (i), de la Peña Cadista Gasteiz-Horia, posa con hinchas del Mallorca en las calles de Vitoria.

Julio Domínguez (i), de la Peña Cadista Gasteiz-Horia, posa con hinchas del Mallorca en las calles de Vitoria.

Vitoria, tu reinarás... en amarillo, que es lo que toca este domingo ante el transcendental encuentro que disputa el Cádiz CF ante un Deportivo Alavés que ya no se juega nada. Cadistas de la capital y provincia gaditana y de otros puntos del país se han ido buscando la vida desde el pasado lunes para estar este domingo (a las 20:00 horas) en el kilómetro 0 de su pasión, Mendizorroza.

Tomando como referente que se trata de un desplazamiento muy largo y del elevado precio de las entradas que fijó el club vasco, ha sido complejo agrupar a cadistas para que pongan el color amarillo en las gradas del feudo alavesista.

Hay que destacar la predisposición de muchos abonados del Alavés que, ante la opción de adquirir entradas a precios más reducidos, han ido acordando con hinchas cadistas la disponibilidad de esas plazas. Su equipo no lo ha podido conseguir, pero saben que el Cádiz CF aún está con vida a la espera de su resultado y de lo que suceda en el Osasuna-Mallorca y el Granada-Espanyol.

Los cadistas de Vitoria, del País Vasco y de otros puntos del norte de país empezaban en la tarde de este sábado a asomar camisetas amarillas y bufandas por la hermosa capital alavesa. Uno de lo grandes anfitriones en Vitoria, un cadista de pro que lleva bastantes años afincado en aquella ciudad, es Julio Domínguez, presidente de la Peña Cadista Gasteiz-Horia (Vitoria-Amarilla).

Es uno de los grandes embajadores del equipo gaditano en Vitoria y en otros puntos del País Vasco. Siempre desde el respeto y la deportividad, como se le ha visto estos días posando con aficionados del Mallorca que también hacen vida por aquella zona.

Julio Domínguez, que ha ejercido de entrenador de fútbol base en Cádiz y en Vitoria, está teniendo una labor clave en el trasvase de entradas de aficionados del Alavés a hinchas cadistas. Todo ello para que el amarillo tenga un peso específico importante en las gradas de Mendizorroza.

El aliento de esos cadistas está asegurado en el escenario del partido y en miles de hogares donde el amarillo y azul corre por las venas. La suerte está echada, y la del Cádiz CF será la de su siempre fiel afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios