cádiz cf

La Liga más difícil de los últimos tiempos

  • La Segunda A estará formada en el curso 2018/19 por equipos que suman 400 campañas en Primera

Alberto Perea, con Mikel González en uno de los partidos contra el Zaragoza. Alberto Perea, con Mikel González en uno de los partidos contra el Zaragoza.

Alberto Perea, con Mikel González en uno de los partidos contra el Zaragoza. / fito carreto

La temporada que se avecina tiene toda la pinta de ser la más complicada desde que el Cádiz abandonó las mazmorras de la Segunda División B en la 2015/16. El exitoso quinto puesto -incluida la clasificación para la fase de ascenso, en la que fue eliminado por el Tenerife- y la meritoria novena plaza de las dos campañas anteriores son el reflejo del buen rendimiento de un equipo que se adaptó con rapidez a la nueva situación. Pero ojo, cualquiera de esas dos posiciones será aún más difícil de conseguir en la que será la tercera andadura consecutiva del conjunto amarillo en su etapa más reciente en la categoría de plata. El modesto discurso de los 50 puntos adquiere más valor que nunca. Cada partido será una final y casi todas las citas serán contra rivales que aspiran a meterse entre los seis mejores. Aunque suene a tópico, la prioridad entre tanta competencia, no sólo del Cádiz, será amarrar la permanencia -cuanto antes, mejor- para asegurar la continuidad en la Liga de Fútbol Profesional antes de afrontar metas más ambiciosas.

Menudo torneo. LaLiga 1|2|3 estará plagada de clubes históricos que atesoran un amplio recorrido en Primera División. Mientras en la Liga Santander la emoción se reduce la pugna entre el Real Madrid y el Barcelona por el título -también el Atlético si tiene un buen año-, la lista de candidatos a ocupar la zona noble en Segunda A es interminable. Cada jornada habrá enfrentamientos que podrían ser partidos de Primera. ¿Es más atractivo un Oviedo-Zaragoza que un Leganés-Girona? Es sólo un ejemplo de las múltiples combinaciones que se dan en una y otra Liga. La asistencia de aficionados en no pocos estadios de Segunda será mucho más numerosa que en recintos de Primera.

Y es que hasta 17 equipos de los 22 que en la campaña 2018/19 competirán en el segundo escalafón del fútbol español tienen pasado en Primera: los recién descendidos Deportivo de La Coruña, Las Palmas y Málaga; los recién ascendidos Mallorca y Elche y otros 12 que siguen del curso que acaba de llegar a su fin: Zaragoza, Sporting de Gijón, Numancia, Oviedo, Osasuna, Cádiz, Granada, Tenerife, Nástic, Córdoba, Albacete y Almería. Los únicos cinco que nunca han pisado la élite del fútbol español son el Lugo, el Alcorcón, el Reus y los recién llegados Rayo Majadahonda y Extremadura, heredero del desaparecido club que sí llegó a militar en Primera.

Si ya fue igualado el campeonato que acabó hace tres semanas, más equilibrado todavía se presenta el que arrancará el tercer fin de semana del próximo mes de agosto en una especie de mini Primera. Entre todos esos 17 clubes que han militado alguna vez en la división más alta suman nada menos que 400 temporadas en la élite. El que más, el Zaragoza con 58, muy por encima de la única que lleva el Girona, las dos del Leganés, las cuatro del Éibar o las cero del Huesca, este último inmerso en la planificación de su estreno. Equipos con escaso recorrido histórico en la máxima categoría se han ganado el derecho a residir en ella mientras otros con más nombre viven un periodo oscuro como es el caso de la escuadra maña, que se dispone a comenzar su sexto curso seguido en Segunda A.

El Deportivo acredita 46 campañas en Primera. El Sporting, 42. El Oviedo, 38, las mismas que el Osasuna. Las Palmas, 34. El Mallorca, 27. El Granada, 23. El Elche, 21. El actual Málaga, 17. El Cádiz aparece el undécimo en la lista con 13, idéntica cifra que el Tenerife. El Córdoba, nueve. El Albacete, siete. El actual Almería, seis. Y el Numancia y el Nástic, cuatro cada uno.

La trayectoria que presenta la inmensa mayoría de los equipos que conforma el extenso arco de la división de plata dibuja un panorama competitivo de alto nivel en la temporada 2018/19. Se juntan los tres conjuntos que bajan -Deportivo, Las Palmas y Málaga- con los que descendieron la campaña anterior que no lograron cumplir el objetivo del inmediato retorno: Osasuna, Granada y Sporting. Sólo los asturianos alcanzaron el play-off. Sólo por su pasado reciente en la élite ya adquieren la condición de favoritos. A ellos se unen además el Zaragoza, el Oviedo, el Tenerife… Y sólo hay dos plazas de ascenso directo y cuatro para las eliminatorias del play-off. Las dos buenas campañas del Cádiz le colocarían en principio en el pelotón de los teóricos favoritos, aunque primero habrá que ver cómo queda diseñada la plantilla y después el rendimiento que ofrecen los jugadores sobre el césped. Cada punto será oro en cada batalla, muchas de ellas frente a adversarios con un mayor poderó económico.

Después de 15 años consecutivos con la presencia de al menos un filial en Segunda A -descendieron el Sevilla Atlético y el Barcelona B en el ejercicio 2017/18-, se dará el caso de una Liga sin conjuntos canteranos una vez que no ha ascendido el Villarreal B -víctima del Elche-. Eso significa que todos los equipos tendrán jugadores con oficio, alejados de la inexperiencia de los jóvenes de los filiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios