cádiz cf

Hambre desde el primer día

  • Los amarillos resuelven el primer amistoso con un marcador aplastante gracias a su mayor rodaje en el aspecto físico y la debilidad de un Barbate cuatro categorías inferior

Aitor se gira con el balón controlado ante la estrecha marca de un rival. Aitor se gira con el balón controlado ante la estrecha marca de un rival.

Aitor se gira con el balón controlado ante la estrecha marca de un rival. / cádiz cf

El Cádiz saldó ayer con mucha comodidad su primer amistoso de pretemporada al vencer 0-9 en el campo de un Barbate que aguantó como pudo la superioridad amarilla. La escuadra capitalina, más rodada que la contraria, terminó por hacer del duelo un monólogo en el que marcó nueve tantos pero disfrutó de ocasiones para hacer bastantes más. La diferencia entre un equipo de Segunda A y otro de Segunda Andaluza quedó de manifiesto de inicio a fin.

El choque fue típico de los primeros días de pretemporada. Poco ritmo en el juego y clara diferencia marcada por el conjunto de superior categoría. Cervera apostó de inicio por un once en el que Matos era el único fichaje presente y con el canterano Sergio en el doble pivote. El resto, entre titulares y suplentes del curso pasado. A pesar del juego espeso habitual a esta altura de verano, los amarillos mostraron hambre, y algunos futbolistas con el futuro en el aire pusieron bastante carne en el asador pese a tratarse de un bolo.

El primer gol se hizo esperar hasta el tramo final del primer periodo, si bien antes Alberto Perea, Servando, Álex Fernández, Nico Hidalgo y Aitor García, este en dos ocasiones, pudieron abrir la cuenta. Lo logró finalmente Perea -muy participativo- al superar en un mano a mano al portero López. Antes de que se alcanzara el ecuador cayeron otros dos goles; primero fue Aitor García el que resolvió dentro del área y seguidamente firmó el 0-3 Servando al rematar en el segundo palo un centro desde la derecha a cargo de Nico Hidalgo.

Tras el paso por vestuarios, los dos entrenadores movieron el banquillo a base de bien. Cervera apostó por Pablo Vázquez, Carmona, Carpio -de central-, Marcos Mauro, Brian Oliván, Sergio, Perea, Moha Traoré, Manu Vallejo, David Toro y Jauregi. Caras nuevas, canteranos y otros de la temporada pasada se encargaron de elevar el tanteador hasta nueve goles, algunos de ellos de gran ejecución. Los cambios en uno y otro bando marcaron el desarrollo del juego pero el equipo de Cervera siguió siendo muy superior para aumentar su cuenta goleadora una y otra vez. Hasta los canteranos Manu Vallejo y David Toro vieron portería, el segundo de ellos en un buen lanzamiento de falta que puso de relieve que es una faceta que domina bien.

El tramo final del partido se jugó prácticamente por completo en la parte del campo que defendían los barbateños, ya que las internadas cadistas se producían por las bandas y por el centro. El chiclanero Manu Vallejo, seguido entre otros equipos por los clubes gaditanos del grupo IV de Segunda División B, estuvo especialmente inspirado en el segundo periodo al participar en muchas acciones de ataque y poner la rúbrica a dos tantos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios