cádiz cf

Goleada casi sin sensaciones

  • El equipo amarillo supera al barreño con más claridad en el marcador que en el juego, sobre todo en la segunda mitad, en un choque en el que debuta Azamoum y se lesiona Dani Romera

El recién llegado Mario Barco, autor del primer gol, conecta un testarazo en el Puntas Vela. El recién llegado Mario Barco, autor del primer gol, conecta un testarazo en el Puntas Vela.

El recién llegado Mario Barco, autor del primer gol, conecta un testarazo en el Puntas Vela. / fito carreto

El Cádiz solventó con una clara victoria sobre Los Barrios su segundo amistoso del verano, un encuentro disputado en el Arturo Puntas Vela de Rota en el que las rotaciones propias de la fecha impidieron ver continuidad en el juego. Lo normal a estas alturas.

Salvi se convirtió desde el arranque en el principal peligro de los amarillos, primero con un tiro demasiado cruzado, luego con una internada que finalizó Mario Barco cabeceando para que se luciera el portero y la tercera, la vencida, con otro centro que, esta vez sí, mandó Barco al fondo de la red con la testa.

Casi a renglón seguido, un saque en largo de David Gil fue rechazado por la defensa y aprovechado por el extremo al ver adelantado al arquero barreño para establecer el 2-0. En apenas 10 minutos las cosas estaban en su sitio, la lógica imperaba.

Tras el segundo tanto cadista, el choque entró en una fase anodina, típica de los partidos de pretemporada, sin acciones destacadas y con demasiadas interrupciones, incluyendo los cambios por problemas físicos de Dani Romera y el sanluqueño, ayer capitán, que cedió el brazalete al abandonar el campo a Álex Fernández.

En el 25', los que hacían de locales pudieron anotar el tercero en una doble clara oportunidad de David Toro y Mario Barco que desbarató David Zamora con dos magníficas intervenciones.

Los Barrios, que pasada la media hora ya se había sacudido el dominio inicial de los pupilos de Álvaro Cervera, tampoco supo o pudo dar un claro paso adelante para buscar el área contraria. La presencia de Dani Hedrera y Goma en la zona ancha , además, propiciaba demasiados espacios en los costados. El conjunto de David Guti, de hecho, no buscó puerta hasta el minuto 40, con un tiro lejano y centrado de Gallardo sin peligro.

Hasta el descanso, nada reseñable. Toque y toque desesperante del Cádiz, sin profundidad, y concentración defensiva de Los Barrios para no cometer errores innecesarios. Sin Salvi sobre el rectángulo, los gaditanos perdieron su estilete más letal.

Como era previsible, en la segunda mitad el Cádiz saltó al verde con un once prácticamente nuevo, no en vano solo permaneció Álex Fernández de los que salieron al principio, debutando para sorpresa de algunos el recién firmado francés Karim Azamoum pese a que se incorporó al grupo por la mañana.

Aunque Los Barrios lo intentó esta vez pronto con un disparo cercano al palo, poco a poco los de la Tacita de Plata fueron haciéndose con el control de la situación en un centro del campo un tanto extraño cuando se marchó Álex y entró Moha, que desplazó a Nico al lateral, situándose Rober Correa en el centro junto a Servando y adelantando su posición Carpio. Un doble pivote, pues, formado por el salmantino y Karim Azamoum.

Antes de entrar en la recta final, los amarillos sentenciaron a su rival en un minuto merced un remate de Alberto Perea tras una acción por la izquierda y otro de Servando al saque de un córner, también desde la izquierda.

Faltaban 20 minutos y Los Barrios se resistía a su suerte, intentándolo en una falta a la que respondió con nota Cifuentes. Los campogibraltareños, más valientes en el segundo acto, adelantaron líneas para presionar arriba, pero no encontraban la manera de recortar distancias. Y en el fútbol lo que cuenta son los goles.

El Cádiz, que tras el descanso había disparado a puerta solo en tres ocasiones, buscó sin fortuna el quinto con Aitor García, que abandonó el campo a falta de cuatro minutos con molestias dejando a su equipo con uno menos, mientras que los barreños, ayer de blanco, de nuevo merecieron más en un latigazo de Alan que repelió Alberto Cifuentes, que posteriormente también amargó la tarde-noche a Facu en un mano a mano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios