Cádiz CF

Despejada la incógnita

  • La entidad renueva a Claudio Barragán por una temporada, con otra más asegurada en caso de ascenso, para que el técnico valenciano sea el referente principal del nuevo proyecto

El Cádiz ha sacado los pies del fango para dar el primer paso pensando en la temporada próxima. Claudio Barragán seguirá como entrenador del equipo amarillo en el sexto intento consecutivo por salir de Segunda División B. Tres días después del batacazo contra el Athletic de Bilbao B, el valenciano ha sido anunciado por el club como el hombre que dirigirá los destinos de la futura plantilla en otro proyecto para el que sólo vale la palabra ascenso. A pesar de las dudadas generadas por las malas sensaciones del play-off, los responsables de la confección del nuevo equipo han valorado el buen rendimiento bajo su mando en la fase regular.

La renovación de Claudio entra dentro de lo esperado. Sin embargo, no se podía descartar la posibilidad de que el club o el propio entrenador decidieran emprender caminos diferentes, sobre todo después del fracaso que supuso no lograr el ascenso. Al final ambas partes han alcanzado un punto común a partir del caul empieza a tomar forma el Cádiz CF 2015-16.

El preparador de Manises cierra un nuevo contrato hasta el 30 de junio del año que viene, si bien éste sería renovado en caso de que llegada esa fecha el equipo se hubiera ganado el derecho a jugar en la categoría de plata. Es una de las condiciones pactadas en la negociación. Del mismo modo, en cuanto al cuerpo técnico se ha hecho igualmente oficial que Alfredo Santaelena repetirá como ayudante y mano derecha de Claudio, con el que llegó al equipo en noviembre y que, como no podía ser de otra manera, ha tenido un papel muy importante en el trabajo del máximo responsable del plantel.

La primera campaña de Claudio en el Cádiz se ha saldado con un total de 32 encuentros. De ellos, 24 fueron de la fase regular, seis de la de ascenso y dos de Copa del Rey con un balance de 18 triunfos, cinco empates y nueve derrotas. El técnico valenciano llegó al Cádiz a mitad de noviembre del año pasado para sustituir a Antonio Calderón. En aquel momento el equipo se encontraba en quinta posición, estaba a ocho puntos del liderato -que ocupaba el UCAM de Murcia- y venía de una dolorosa derrota en el campo de la Balona.

A partir de su llegada la tendencia del equipo varió de forma clara y los jugadores dieron síntomas de estar más identificados con el estilo del nuevo técnico. Todo ello a pesar de que la plantilla no puso un pero a la labor de Calderón e incluso dio muestras de su pesar por la marcha del gaditano. Claudio alcanzó el liderato del grupo IV, que era el primer objetivo, pero él y sus jugadores no estuvieron a la altura en una fase de ascenso decepcionante que dio forma al primer gran fracaso de Locos por el Balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios