Cádiz CF

Cordero al fin dispone de margen monetario para cerrar la plantilla

  • El director deportivo acelerará estos días las gestiones para la llegada del esperado goleador

Joselu, un atacante muy del agrado que ayer fichó por el Oviedo. Joselu, un atacante muy del agrado que ayer fichó por el Oviedo.

Joselu, un atacante muy del agrado que ayer fichó por el Oviedo.

La operación cerrada ayer entre el Cádiz y el Huesca supone un balón de oxígeno para el director deportivo, que durante todo el verano se ha visto obligado a ir confeccionando la plantilla apenas sin margen económico.

Juan Carlos Cordero avisó desde el comienzo de la pretemporada que la llegada del deseado delantero goleador se haría de rogar, que se aguardaría a que avanzara el mercado e incluso se apuraría a los últimos días de agosto. Detrás de esas palabras, obviamente, también pesaba la realidad del dinero, de la falta de dinero.

Ahora, el ingreso de tres millones de euros por la venta del 50% de los derechos económicos de Álvaro García permite afrontar la situación con cierto optimismo. En el mundo del fútbol el gol es lo que más cuesta, hay que pagarlo, y el Cádiz está en estos momentos en disposición de al menos competir con otros clubes por optar a un ariete que garantice muchos puntos. Se han escapado hombres como Ortuño, un viejo conocido que finalmente firmó con el Albacete, o Joselu, que ayer mismo se comprometió con el Oviedo, pero Cordero maneja una agenda con otros nombres.

Con dinero, todo le resultará un poco más fácil. Seguro. Y como el director deportivo no cierra ninguna puerta, habrá que ver qué otros puestos se cubren finalmente, más allá del central que todavía falta para acompañar a Servando, Kecojevic y Marcos Mauro, y del portero que pugne con Cifuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios