Cádiz CF

La Copa del Rey, un boquete económico para el Cádiz CF

  • El club gasta mucho dinero en los desplazamientos sin saber cuánto ingresará

Once inicial del Cádiz en Pontevedra. Once inicial del Cádiz en Pontevedra.

Once inicial del Cádiz en Pontevedra. / Cádiz CF

La Copa del Rey no es una prioridad para el Cádiz CF en el apartado deportivo ni tampoco en el aspecto económico. Hasta el propio entrenador, Álvaro Cervera, reconoce que lo importante de verdad es lo que se cuece en la Liga, de ahí que haga rotaciones en los compromisos del conocido como torneo del k.o. Los primeros espadas descansan en el choque contra el Girona.

En la entidad cadista asumen que tarde o temprano el equipo caerá eliminado y no supondrá ningún trauma porque el objetivo no es otro que la permanencia en Primera División. En el campeonato doméstico es donde el club se juega las habas. El choque ante el Girona no tiene la relevancia de un duelo liguero.

La motivación deportiva de la Copa radica en la oportunidad de jugar que tienen los menos habituales y la posibilidad de poder enfrentarse a uno de los grandes del fútbol español en el supuesto de seguir superando rondas (salvo el Atlético de Madrid, líder intratable aunque tumbado por el Cornellà, de Segunda División B).

En el caso de que el Cádiz CF se cruzase con uno de los poderosos (Real Madrid, Barcelona…), primero habría que ver si el escenario sería el estadio Carranza, aunque la eliminatoria se desarrollaría sin la presencia de público en las gradas.

La ausencia de espectadores por la pandemia del coronavirus frena las expectativas económicas del club, que ni siquiera se agarra a la opción de una suculenta recaudación en taquillas.

No sólo la merma de ingresos es un hecho sino que además la Copa le está costando dinero al Cádiz CF. Es el tercer viaje que afronta el conjunto amarillo. El primero lo pudo apañar porque el partido contra el Ribadumia coincidió con el trayecto a Vigo para encarar un partido de Liga. Se midió al Celta en Balaídos en 14 de diciembre de 2020 y tres días después al modesto de Tercera.

El pasado 7 de enero, el Cádiz CF afrontó la segunda ronda con la visita al Pontevedra tres días después de visitar al Valencia en la Liga. Para ganar tiempo entre un partido y otro y provocar el menor cansancio posible a los jugadores, el club fletó un vuelo chárter (ida y vuelta).

Tras superar en los penaltis al cuadro gallego, el sorteo de los dieciseisavos de final deparó al conjunto amarillo un nuevo desplazamiento largo al norte de España, esta vez a Gerona, y una vez más con una jornada liguera cercana porque tras días martes se enfrenta al Levante.

El club alquila otra vez un avión para que la estancia sea de corta duración y la expedición cadista pueda regresar el mismo sábado 16 después del encuentro y el domingo empezar a preparar el próximo envite liguero.

La cuestión es que al Cádiz CF le está costando la Copa más de 100.000 euros hasta la fecha. De momento no le ve color económico que quizás si lo tenga si llega a cuartos de final con sólo ocho equipos en liza.

El club no tiene establecido un ingreso fijo por participar ni pasar de ronda en la Copa del Rey. Depende de la venta de los derechos televisivos y el coeficiente que le corresponda. De momento no parece que le compense demasiado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios