Cádiz CF

Comienza la cuenta atrás

  • Servando supera con éxito una operación compleja por los fragmentos fracturados en el seno maxilar

  • Su evolución marcará el tiempo de recuperación

Servando abre los brazos en un gesto de rabia y carácter muy habitual en él. Servando abre los brazos en un gesto de rabia y carácter muy habitual en él.

Servando abre los brazos en un gesto de rabia y carácter muy habitual en él.

Servando Sánchez comenzó ayer por la tarde la larga cuenta atrás hasta volver a estar disponible para Álvaro Cervera. El jugador del Cádiz fue operado en Fremap Sevilla, donde llegó el jueves por la mañana procedente del hospital de La Candelaria, de Tenerife, donde el miércoles se produjo la fatal lesión. El zaguero pasó ayer por el quirófano y todo resultó un éxito a pesar de lo compleja que resultó la intervención.

Los responsables médicos del club gaditano y los especialistas que le han atendido sabían de antemano la dificultad que entrañaba la operación. Todo ello como consecuencia de la reconstrucción de las múltiples fracturas que presentaba en la cara y trabajar de manera adecuada sobre los diferentes fragmentos que tenía en el seno maxilar. Fueron algo más de dos horas de quirófano, lo que permite hacerse una idea del proceso quirúrgico que tuvo que pasar el central en la clínica de la capital sevillana.

El hundimiento que presentaba en la cara el isleño confirmaba el daño sufrido en el encuentro contra el Tenerife. Cabe recordar que la lesión se produjo en el minuto 60 del encuentro al chocar el portero cadista David Gil con el zaguero; un golpe fortuito del cual el central se llevó la peor parte y tuvo que ser retirado en camilla y trasladado posteriormente a un hospital de Santa Cruz de Tenerife. Una jugada en la que existió falta de entendimiento y en la que el cancerbero salió a por todas fuera del área para alejar el peligro desplazando el esférico con su cabeza. El impulso que llevaba David Gil se llevó por delante la cabeza de Servando, que cayó el césped llevándose las manos a la cara porque al instante sintió que sufría una dolencia de gravedad.

A partir de ahora habrá que esperar a la evolución del futbolista antes de que los responsables médicos de la entidad puedan emitir una previsión del periodo de recuperación, que podría estar entre las seis y las ocho semanas, tal y como apuntaban ayer a este medio algunas fuentes médicas especializadas que fueron consultadas por la dolencia del central natural de San Fernando.

Cuando Servando vuelva a aparecer por un terreno de juego para entrenar con el equipo, tendrá que hacerlo con la protección de una máscara especial para estos casos. Incluso todo apunta que para su reaparición en competición oficial tendrá que llevarla, siguiendo los parámetros de lo establecido en el reglamento para estos casos.

La lesión de Servando deja a Álvaro Cervera bajo mínimos en el centro de la defensa, ya que Marcos Mauro e Ivan Kecojevic son los únicos disponibles como centrales puros. Luego está la posibilidad de que Edu Ramos actúe en esa demarcación y un papel, más secundario del central del filial, Sergio González, quien, no obstante, podría tener opciones de ir citado para el choque del próximo lunes en Albacete.

Por parte de la nueva dirección deportiva del club, encabezada por Óscar Arias, el objetivo número 1 es la caza y captura de un central aprovechando la posibilidad de realizar un fichaje con el mercado ya cerrado, debido a la grave lesión sufrida por Juan Hernández, que se despide de jugar en la presente temporada. La llegada de un central elevaría a tres la cifra de componentes para esa posición a la espera de que, posiblemente, en seis u ocho semanas Servando se una al grupo, ya recuperado, para que el entrenador disponga de cuatro futbolistas para dos puestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios