cádiz cf

China tendrá que esperar

  • La entidad rechaza una oferta del Beijing Renhe, que pagaría cinco millones de euros más casi otros dos según objetivos por el extremo Álvaro García

Álvaro García fija su mirada en un entrenamiento. Álvaro García fija su mirada en un entrenamiento.

Álvaro García fija su mirada en un entrenamiento. / julio gonzález

Los movimientos alrededor de Álvaro García se están produciendo a pesar del silencio que mantiene el Cádiz en un asunto que se sabe que está fresco aunque se trate de demostrar lo contrario. La puerta del club gaditano está recibiendo llamadas que preguntan y hacen ofrecimientos por el extremo, uno de los jugadores más cotizados del equipo y que está llamado a cambiar de aires para la próxima temporada. Una propuesta conocida ha llegado de China, concretamente del Beijing Renhe, que ha puesto sobre la mesa cinco millones de euros. El Cádiz no acepta... por el momento.

En diferentes momentos ha comentado Manolo Vizcaíno que se iba a mantener firme en el asunto del interés por Álvaro García y Salvi. Por ahora no ha cambiado la hoja de ruta. El equipo chino ha trasladado una propuesta que alcanza un fijo de cinco millones de euros y otros casi dos según objetivos. Todo ello haciendo 'presión' al futbolista con un contrato, para él, que podría superar el millón de euros por temporada. También está por ver que la opción de trasladarse al gigante asiático sea la que más agrade al futbolista a pesar de las mareantes cifras que podría percibir.

Desde hace meses se viene comentando del interés internacional que existe por Álvaro García, aunque ahora esos supuestos empiezan a tomar nombre y apellido. En otras ocasiones se ha hablado del Nápoles e incluso de algún equipo de medio nivel de la Premier League. Pero el lanzamiento de una oferta asiática amplía el horizonte de posibilidades que se pueden presentar en el caso del extremo cadista.

El entorno del futbolista llevaba días guardando silencio, como sabiendo que la propuesta del Beijing Renhe iba a salir en cualquier momento, tal y como sucedió ayer. La situación firme que mantiene el Cádiz presenta una negociación compleja a lo largo de lo que dure el 'culebrón' en el presente verano, ya que a Manuel Vizcaíno, como presidente, no le tiembla hasta ahora el pulso para echar atrás una oferta como la del club chino.

Pero no sólo del mercado extranjero se 'alimenta' la operación por Álvaro García. Hace un año el Getafe y el Deportivo, entre otros, pusieron los ojos en él, y ahora parece que el Valencia y los dos equipos sevillanos de Primera están pendientes de sus opciones. Los ocho millones que aparecen en la cláusula siguen pesando para dejar ese dinero en un equipo de Segunda División, pero por el momento son las condiciones a las que se agarra Vizcaíno, que, con Quique Pina fuera de la primera línea de gestión tras la aparición de la 'Operación Líbero', tendrá en todos los casos la última palabra.

Es un hecho que la aparición de la oferta china podría empezar a acelerar otras gestiones, nacionales y extranjeras, para ganar la carrera abierta por el fichaje de uno de los jugadores de moda de la categoría de plata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios