CÁDIZ | LORCA

"El Cádiz me ha recibido muy bien"

  • Quique Pina regresa al Carranza entre la indiferencia de la afición

Quique Pina regresó al palco y estuvo, en la fila superior a la que ocupaba Manuel Vizcaíno, arropado por David Navarro, Juan Carlos Cordero y Javier Manzano, hombres de su 'equipo'. Quique Pina regresó al palco y estuvo, en la fila superior a la que ocupaba Manuel Vizcaíno, arropado por David Navarro, Juan Carlos Cordero y Javier Manzano, hombres de su 'equipo'.

Quique Pina regresó al palco y estuvo, en la fila superior a la que ocupaba Manuel Vizcaíno, arropado por David Navarro, Juan Carlos Cordero y Javier Manzano, hombres de su 'equipo'. / jesús marín

Las miradas en el encuentro de ayer se repartían a partes iguales al terreno de juego y al palco de autoridades. Fue así minutos antes del comienzo y en el descanso. Todo ello por ver a Quique Pina el 'Día 1' en el Cádiz después de su puesta en libertad. Llegó como hace siempre y se sentó junto a los 'suyos'. David Navarro, Juan Carlos Cordero y Javier Manzano fueron sus acompañantes por encima de la ubicación del presidente, Manuel Vizcaíno.

El de ayer fue un partido en el que mucho protagonismo lo tenía en dirigente murciano, su llegada, su comportamiento, su cruce de miradas con un Vizcaíno que trata de 'sentenciarlo' en la entidad. A buen seguro que hubo tensión en la zona del palco a pesar de las palabras de Pina, recogidas al final del partido por Onda Regional Murcia. "Me encuentro bien, todo bien. El Cádiz me ha recibido bien y la afición muy bien", explicaba antes de hablar muy por encima de su situación judicial. "Todo saldrá bien. En ese aspecto estoy tranquilo. Ahora lo que hace falta es ganar partidos. Ha sido una pesadilla que se ha pasado ya y estoy con mi familia y mi profesión, que es con el Cádiz. En el futuro voy a seguir mi trabajo", sentenció un Quique Pina que trata de recuperar la normalidad dentro y fuera del club cadista.

El principal investigado dentro de la Operación Líbero llegó al minuto de empezar el partido, se retiró antes del descanso y salió de nuevo con la segunda parte ya iniciada.

Pina pudo comprobar ayer que al Carranza acudió menos gente a un partido poco apetitoso y en una fría tarde de sábado. Pina vio la reacción del personal a las variaciones de Cervera en el once. Y también pudo comprobar que, aparentemente, el césped se encuentra mejor que en citas anteriores.

Un encuentro en el que aparecieron los pitos cuando Perea abandonó el césped para que entrara Dani Romera. El mediapunta estuvo ayer mal. Pitos tras algunos fallos en goles cantados. Y pitos a la conclusión por un empate decepcionante ante un equipo que muchos cadistas creen que tiene ya un pie y medio en Segunda B.

El Cádiz-Lorca también rindió homenaje, con una ovación en el minuto 21, al seguidor de Rota fallecido hace pocos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios