Cádiz CF

Un reto de altura

  • El Cádiz afronta el desafío de encadenar una racha que en esta misma fase de la Liga las dos temporadas anteriores le llevó de la zona baja a los puestos de ‘play-off’

Marcos Mauro pugna con un rival para cabecear un balón en el Lugo-Cádiz. Marcos Mauro pugna con un rival para cabecear un balón en el Lugo-Cádiz.

Marcos Mauro pugna con un rival para cabecear un balón en el Lugo-Cádiz.

La recuperación del Cádiz en las últimas semanas, traducida en tres victorias consecutivas, dos de ellas en Liga, sitúa al equipo amarillo en una posición casi idéntica a la que vivía las dos temporadas anteriores también con Álvaro Cervera en el banquillo. Pero más allá de los números, los 14 puntos en 12 jornadas que curiosamente se han sumado en estas tres campañas, la reacción tras un arranque con muchas dudas se produce en la misma fase de la competición en la que el conjunto gaditano encadenó los dos cursos pasados una racha que le llevó de pelear por alejarse de la zona baja a meterse en los puestos de play-off. Ese, nada menos, es el reto a partir de ahora.

En efecto, tanto hace dos años como en 2017, el titular de la Tacita de Plata entró a estas alturas de la Liga en una dinámica positiva que le permitió alejarse definitivamente del abismo de la Segunda B y pelear hasta el final del curso por ocupar un lugar entre los elegidos.

En la 2016/17, el Cádiz puso fin a su mal momento, culminado con un empate con el UCAM Murcia en casa (2-2), precisamente con un triunfo en Lugo (0-1) en la 12ª jornada, el inicio de un buen tramo que se prolongó durante otros ocho encuentros.

De hecho, tras la alegría en el Ángel Carro se sucedieron un triunfo sobre el Huesca (1-0), un empate en casa del intratable líder Levante (0-0), una goleada al Alcorcón (4-1), un lunar con la derrota en la visita al Nástic (1-0) y cuatro victorias seguidas ante Zaragoza (3-0), Córdoba (1-3), Sevilla Atlético (4-1) y Elche (2-3). El Valladolid, en el cierre a la primera vuelta, frenó la euforia de golpe y porrazo con un 0-1.

En total, nueve jornadas saldadas con siete victorias, un empate y un revés. 22 puntos sumados de los 27 disputados que dieron como resultado que de la 19ª plaza que ocupaban los amarillos al término de la 11ª jornada, con 11 puntos, pasaran a ser cuartos en la 20ª jornada con 33 puntos, sólo por detrás de Levante (43), Girona (36) y Getafe (34), que terminaron el campeonato en este orden.

En cuanto a lo acontecido la pasada campaña 2017/18, tras el 1-0 encajado en el feudo del líder Huesca en la 11ª jornada, el cuadro cadista encadenó nada menos que 11 duelos sin perder. Así, tras el 0-0 firmado con el Rayo Vallecano en el Ramón de Carranza se hilvanaron siete triunfos seguidos, contra Almería (0-2), Reus (1-0), Sporting de Gijón (0-3), Valladolid (1-0), Albacete (2-0), Zaragoza (0-2) y Barcelona B (3-1). En esta ocasión, el desplazamiento a Tenerife sólo representó un ligerísimo parón en la producción porque después del 1-1 del Heliodoro Rodríguez López llegaron otras dos alegrías, un 1-0 sobre el Granada y un 2-0 con el Córdoba en el arranque de la segunda vuelta. El 1-0 en Alcorcón supuso el final de una magnífica dinámica.

En total, nueve victorias y dos empates en 11 enfrentamientos. 29 puntos sumados de 33 disputados que se tradujeron en que de la 15ª plaza que ocupaban los de Cervera en la 11ª jornada, con 13 puntos, pasaron a ser segundos en la 22ª jornada con 42 puntos, sólo por detrás del Huesca (43).

En el presente ejercicio 2018/19, la escuadra gaditana frenó una caída libre de nueve partidos sin ganar al vencer en Lugo (1-2) y ahora acumula ya tres triunfos consecutivos, contando con el del Espanyol (2-1) en la ida de los dieciseisavos de la Copa del Rey, y tres jornadas de Liga sin caer, contando también con las tablas frente al Sporting de Gijón (0-0).

Por ahora, pues, sólo se pueden contabilizar un empate y dos victorias para hablar de una dinámica positiva, siete puntos de nueve posibles que de momento colocan al Cádiz en casi idéntica situación que en las dos campañas precedentes, incluso con mejor goal-average, ahora positivo y en las dos pasadas negativo.El desafío, por lo tanto, consiste en repetir una buena racha que posibilite llegar a la zona noble cuando se partía de puestos de descenso. Un reto difícil, harto complicado, más si cabe porque, como no se cansa de repetir Cervera, el nivel de esta Segunda División es más alto que nunca y, para colmo, al Cádiz le aguardan ahora precisamente muchos de los firmes aspirantes al ascenso.

El objetivo de prolongar la racha se antoja una auténtica odisea cuando en el horizonte cercano esperan cocos de la talla de Las Palmas, Zaragoza, Málaga, Deportivo, Osasuna y Granada antes de que se ponga broche a una primera vuelta en la que Reus, Córdoba y Rayo Majadahonda se presentan como los únicos adversarios que no aparecen en las apuestas como candidatos a todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios