Cádiz CF

Combinaciones garantizadas

  • La actuación en La Romareda de Garrido y Azamoum, que hasta ahora han disfrutado de pocos minutos, confirma el magnífico nivel del centro del campo cadista

Garrido levanta la cabeza durante un partidillo en El Rosal. Garrido levanta la cabeza durante un partidillo en El Rosal.

Garrido levanta la cabeza durante un partidillo en El Rosal. / fito carreto

Lo diga o no lo diga abiertamente, Álvaro Cervera está más que satisfecho con los centrocampistas que tiene en la plantilla, seguramente la única línea, al margen de la portería, en la que el entrenador no cuestiona la mejoría respecto a pasadas temporadas.

En La Romareda ante el Zaragoza se confirmó el magnífico nivel de la zona ancha cadista, profunda y solvente, no en vano los dos jugadores de esta demarcación que menos minutos han intervenido en el presente curso formaron de inicio y firmaron una gran actuación.

En efecto, Jon Ander Garrido y Karim Azamoum afrontaron en la cita copera el reto de sostener a un equipo amarillo plagado de teóricos suplentes pero que a la postre obtuvo el triunfo, gracias al solitario tanto de Manu Vallejo, y con ello el pase a la cuarta ronda de la Copa. El vasco y el francés cumplieron con creces, abarcando espacios, haciéndose respetar, apretando los dientes en los peores momentos, cuando los aragoneses pisaron a fondo en busca del empate.

En un bloque teóricamente menos defensivo de lo que habitualmente propone el entrenador, a los dos mediocentros les tocó bailar con la más fea, multiplicarse para cerrar espacios porque, para colmo, en el once coincidieron otros dos futbolistas como Alberto Perea y Ager Aketxe que no destacan precisamente por su capacidad para contener el empuje rival. Y lo hicieron con nota, contribuyendo de manera significativa a la victoria final.

Con Álex Fernández, que entró en los últimos minutos para amarrar el resultado, como indiscutible esta campaña en los esquemas, al técnico se le presenta ahora la posibilidad de realizar numerosas combinaciones con la tranquilidad de que prácticamente todas se antojan una garantía. Tanto si opta por el doble pivote como si se inclina por el trivote, Cervera sabe que los seis hombres que pueden actuar en la zona ancha no le defraudarán.

Por el momento los más utilizados han sido Álex y José Mari, al que el preparador defiende a capa y espada pese a que parece obvio que no vive sus mejores días futbolísticos. Pero la entrada en escena de Garrido y Azamoum le brinda la oportunidad de repartir minutos sin que el juego se resienta, más si cabe teniendo en cuenta que el quinto mediocentro, Edu Ramos, se halla ahora mismo reubicado en la posición de central por las bajas de Servando, Marcos Mauro y Sergio Sánchez, y será uno más cuando la enfermería vaya despejándose.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios