Cádiz CF

Cuando todo sale bien

  • El Cádiz fue capaz de superar al Rayo Majadahonda pese a terminar con una línea de ataque completamente distinta a la más habitual desde la recordada remontada al Elche

Álex, Romera, Manu y Carrillo celebran el gol del almeriense al Rayo antes de que el canterano dejara su sitio a Aketxe. Álex, Romera, Manu y Carrillo celebran el gol del almeriense al Rayo antes de que el canterano dejara su sitio a Aketxe.

Álex, Romera, Manu y Carrillo celebran el gol del almeriense al Rayo antes de que el canterano dejara su sitio a Aketxe. / Lourdes de Vicente

Suele decirse que cuando las cosas marchan de cara, todo sale bien. Y ese parece ser el estado de gracia del actual Cádiz, que el pasado fin de semana fue capaz de superar al Rayo Majadahonda (1-0) en el Ramón de Carranza pese a terminar el partido con una línea de ataque completamente diferente a la que se había ganado por derecho propio la titularidad, la más habitual desde la remontada al Elche.

En efecto, aquel 5-1 al equipo ilicitano no sólo permitió conseguir la segunda victoria consecutiva, tras la de Lugo (1-2), de una racha que en estos momentos perdura y alcanza los siete triunfos sino que le sirvió a Álvaro Cervera para perfilar un once que la afición recita de carrerilla y cuyos hombres más ofensivos son Jairo, Salvi, Lekic y Manu Vallejo. Con ellos sobre el campo en el titular, el conjunto amarillo repitió éxito en la Tacita de Plata sobre el Reus (2-0), sufrió pero acabó imponiéndose al Córdoba en el Nuevo Arcángel (1-3), goleó a Las Palmas en casa (4-1) y batió al Zaragoza en La Romareda (0-1).

De Jairo, Salvi, Lekic y Manu se pasó a Carrillo, Romera, Aketxe y Álex como los hombres más ofensivos

Sin embargo, la lesión del extremo sanluqueño en tierras aragoneses, unida a la baja también por problemas físicos del otro interior, el zurdo canario, obligó al entrenador el último domingo a improvisar una alineación de circunstancias en la que intentó variar lo mínimo el dibujo que tan buen resultado ha dado. De este modo, para tratar de abrir huecos ante una defensa de cinco se situaron en los costados el portugués Salvador Agra, por la derecha, y, por la izquierda, el canterano Manu, que alternaba esta posición con el centro, junto a Lekic, en cuyo caso era Álex Fernández el que caía a la banda.

Como quiera que el encuentro no se decantaba del lado de los locales, al técnico no le quedó más remedio en la segunda mitad que mover ficha en la desesperada búsqueda de soluciones para amarrar los tres puntos. De este modo, en el minuto 67 Carrillo entró en sustitución de Lekic y Dani Romera lo hizo por Agra, un doble cambio que obtuvo recompensa nueve minutos después con el gol del delantero almeriense.

Ya con el marcador a favor, Cervera decidió dar descanso a Manu a favor de Ager Aketxe, de tal forma que en ese instante quedaban sobre el tapete de Carranza cuatro hombres ofensivos completamente distintos a los que levantaron el 0-1 el día del Elche: Romera, Carrillo, Álex y Aketxe en vez de Jairo, Salvi, Lekic y Manu.

Evidentemente, la previsible recuperación de los dos extremos para la visita de este viernes a La Rosaleda debería devolver las cosas a su estado natural, esto es, un once inicial que, salvo por fuerza mayor, no se ha tocado en el último mes y medio. Un bloque armado atrás con Cifuentes en la portería, Rober Correa y Brian Olivan en los laterales, Sergio Sánchez y Marcos Mauro en el centro de la defensa y Garrido y José Mari como doble pivote en el centro del campo. Y que apuesta su poderío ofensivo a los ya citados Jairo y Salvi por los extremos y Lekic y Manu por el centro del ataque.

No obstante, debido al potencial del rival de turno, el Málaga, que en su feudo sólo ha cedido los tres puntos que le birló el líder Granada, tampoco parece descabellado que el entrenador opte por reforzar la zona ancha con la entrada del multiusos Álex Fernández, un jugador polifacético, que asegura más control del balón en el medio y que igualmente tiene llegada. En este supuesto, Cervera tendría que sacrificar a buen seguro a uno de los hombres de arriba y la lógica apunta a Lekic como el primer candidato si lo que pretende es sorprender a la contra con la velocidad por los costados con Jairo y Salvi y por el centro con Manu.

Ahora bien, si el técnico cadista confía en los mismos que mejor rendimiento han ofrecido hasta la fecha esta temporada y considera que merecen afrontar el enorme desafío que supone el titular de la capital costasoleña, entonces Álex podría comenzar el choque en el banquillo y aguardar a los acontecimientos. Cervera y sus ayudantes han de valorar los pros y los contras de la decisión a tomar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios