Cádiz CF

Cábalas para el once inicial

  • La recuperación de Salvi y Barral, a la espera del regreso de Garrido, amplía el abanico de posibilidades de Cervera para afrontar el trascendental duelo del Nuevo Los Cármenes

Álvaro Cervera se lleva su mano derecha a la cabeza durante la sesión preparatoria del pasado miércoles en la Ciudad Deportiva de El Rosal. Álvaro Cervera se lleva su mano derecha a la cabeza durante la sesión preparatoria del pasado miércoles en la Ciudad Deportiva de El Rosal.

Álvaro Cervera se lleva su mano derecha a la cabeza durante la sesión preparatoria del pasado miércoles en la Ciudad Deportiva de El Rosal. / julio gonzález

El Cádiz afrontará el trascendental duelo de mañana en el Nuevo Los Cármenes con casi toda la plantilla a disposición del entrenador, toda vez que Álvaro Cervera ha recuperado para la causa durante esta semana a Salvi y Barral, y ya sólo está pendiente de lo que suceda con Garrido. Así, a la espera únicamente del regreso del centrocampista vasco, el entrenador podrá contar con un abanico de posibilidades más amplio que en las últimas jornadas para confeccionar un once inicial de garantías no ya para sumar sino para el más difícil todavía que representa el desplazamiento a Granada por la imperiosa necesidad de conseguir la victoria para alcanzar el play-off de ascenso a Primera División.

Después de tres encuentros en el dique seco, el extremo sanluqueño, que sufrió una rotura de fibras en el Carlos Belmonte de Albacete y no pudo ser de la partida ante Zaragoza, Barcelona B y Tenerife, ha comenzado a trabajar con el resto de compañeros y en principio, salvo contratiempo de última hora, todo apunta a que podrá formar parte de la lista de expedicionarios para el último compromiso de la temporada regular. Igualmente, el delantero isleño, que no pudo disputar el choque contra los insulares por problemas físicos tras la cita con el filial azulgrana, también parece que llega a tiempo para cerrar el curso e intentar aportar su granito de arena en pos del segundo objetivo del club tras hacer realidad la permanencia con holgura por segunda campaña consecutiva.

Salvi, uno de los hombres más utilizados por Cervera durante todo el campeonato y también uno de los máximos realizadores del conjunto cadista, se antoja pieza fundamental si se encuentra a su mejor nivel, y en todo caso su concurso siempre resultará importante incluso si no alcanza en pocos días el tono que sería deseable.

Por su parte, Barral ya demostró ante el Zaragoza que encara la recta final hipermotivado no sólo por el reto del grupo sino por el personal que le supondría renovar una temporada más.

Dicho esto, lo cierto es que, más allá del peso que puedan haber tenido Salvi y Barral en el transcurso de la competición, con toda seguridad el técnico optará por un equipo titular atendiendo al momento en que llega cada futbolista, además, obviamente, del rival de turno y la obligación de salir a ganar.

En este sentido, la ubicación de Carrillo en el costado derecho merece ser destacada por el innegable trabajo del murciano, un derroche que también ha garantizado cuando ha actuado como punta de ataque. Del mismo modo, Jona aporta capacidad para recibir de espaldas, aunque un ariete que no ve puerta termina condenándose.

Lo lógico, si a estas alturas puede hablarse de lógica, es desde luego que tanto Salvi como Barral entren en la lista de convocados. Otra cosa muy diferente es si luego el técnico decide contar con ellos desde el principio del partido o elige hacerles participar saliendo desde el banquillo.

Las combinaciones posibles permiten vislumbrar un hipotético once en el que Salvi salga en su puesto natural, el extremo derecho, y Barral arriba. Una segunda opción dejaría a Barral como suplente y beneficiaría a Carrillo o Jona como delantero. La tercera sentaría de entrada a Salvi y situaría a Barral o Carrillo en la derecha, y a Carrillo, Barral o incluso Jona en punta. Y la cuarta mantendría de inicio fuera a Salvi y Barral y dentro a Carrillo y Jona, si Cervera repite el experimiento del pasado domingo.

Y todo ello, claro está, sin contar con lo que puede acontecer en el supuesto de que Garrillo finalmente se recupere. Un futbolista tan importante para el entrenador difícilmente se quedaría fuera de principio. Lo normal es que si supera la lesión a tiempo, viaje, y si viaja lo haga para jugar. En caso contrario, a tenor de lo visto en la contienda con el Tenerife todo hace indicar que el elegido para formar tándem junto a Álex Fernández sería Abdullah. Salvo acciones puntuales, el comorense no desentonó ni mucho menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios