Cádiz CF

Balón de oxígeno en los costados

  • La presencia de Agra y Jairo ante el Nástic permite presagiar novedades en las bandas

Jairo, durante el duelo del pasado domingo ante el Nástic. Jairo, durante el duelo del pasado domingo ante el Nástic.

Jairo, durante el duelo del pasado domingo ante el Nástic.

Por cábalas, que no quede. El calentamiento de cabeza de Álvaro Cervera para encontrar solución a los males del Cádiz a buen seguro incluye introducir aire fresco por los costados, un necesario balón de oxígeno que contribuya a que cambie la pésima dinámica de resultados que ha situado al equipo amarillo al borde de las plazas de descenso a Segunda B.

El encuentro del pasado domingo contra el Nástic permitió comprobar que el técnico desde luego ya valora esta posibilidad. De hecho, en el once inicial saltó al campo como interior derecho Salvador Agra en lugar de Salvi, y en la segunda parte, cuando había que percutir y percutir en busca del gol del triunfo, metió por la izquierda a Jairo en sustitución de Manu Vallejo.

En el caso del portugués, lo cierto es que, salvo alguna pincelada, no ofreció el nivel que se le vislumbró en pretemporada, incluyendo un partidazo en el amistoso de Arcos ante el Marbella. Tanto es así que en la segunda mitad el entrenador decidió que entregara el testigo al extremo sanluqueño, que en los minutos que tuvo para resarcirse del banquillazo sufrido no pudo mejorar la pobre imagen que viene ofreciendo en lo que va de campaña, para desgracia del conjunto gaditano, que echa en falta sus internadas, sus pases y sus goles.

En cuanto al caso de Jairo, su debut no pudo ser más esperanzador, no en vano derrochó intensidad, protagonizó acciones eléctricas e incluso buscó portería nada más pisar el césped. Pese a que en su estreno tuvo que escuchar pitos de quienes preferían que siguiera Manu, en un visto y no visto se ganó el favor de la afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios