Cádiz CF

Alvarito descarta el Huesca y pide ir a otro equipo

  • El utrerano se pregunta por qué no se aceptó la oferta del Beijing Renhe ni ahora la del Udinese

La empresa representante de Álvaro García, Implica-T Football Manager, emitió en la tarde-noche de ayer un comunicado como respuesta al anuncio hecho público por el club por el que el Cádiz vende el 50% de los derechos económicos del jugador al Huesca por tres millones de euros más uno en variables.

"En base al comunicado oficial publicado por el Cádiz CF con respecto a la situación del jugador Álvaro García queremos aclarar al cadismo que, dadas las circunstancias, Álvaro García descarta jugar en la SD Huesca.

Con respecto a dicho acuerdo entre clubes, nos gustaría hacer constar que en ningún momento se ha contado con la conformidad del jugador por lo que ponemos muy en duda la legalidad de la operación.

En este punto debe ser aclarado que por parte de esta agencia y de forma oficial, han sido trasladadas al Cádiz CF varias ofertas algunas de ellas, conocidas y claramente superiores a las de la SD Huesca, como fue la de Beijing Renhe y las que se han presentado por parte de Udinese que cumplirían los objetivos y deseos del jugador y que, como mínimo, igualarían la oferta de SD Huesca, pero que por motivos que desconocemos han sido rechazadas por el presidente de la entidad cadista que, según él mismo ha trasmitido personalmente al jugador, ha dicho que sólo jugará en el Huesca.

Llegados a este punto, tanto el jugador como nosotros queremos hacer pública nuestra postura y, por lo tanto, dejando claro que la intención de Álvaro es y ha sido en todo momento la de encontrar un punto de acuerdo que sea siempre el que más beneficie al Cádiz CF siendo siempre todos muy conscientes de las necesidades del club.

Cabe añadir que el jugador se encuentra muy comprometido con el Cádiz CF y que está preparado para jugar siempre y cuando el míster lo considere oportuno".

Una situación complicada por cuanto la operación con el Huesca salvaguarda los intereses de la entidad cadista pero, según parece, no colma las aspiraciones del extremo utrerano, abocado ahora a una disyuntiva de difícil resolución: Aceptar las condiciones del club aragonés con miras a aprovechar el escaparate que representa jugar en Primera para dar otro salto en su carrera, o quedarse en el Cádiz y mantener su progresión para que alguien pague la cláusula y le ofrezca el contrato soñado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios