Cadiz CF

Aluvión de bajas en la vuelta al trabajo

  • El plantel inicia la preparación del próximo partido con un entreno que no hacen ocho jugadores · Raúl López, Toedtli, Dani Miguélez, Caballero, Enrique, Fleurquin, Zlámal y Abraham, los protagonistas

Comentarios 1

El primer entrenamiento de la semana mostró un entusiasmo diferente en la plantel del Cádiz, donde se nota que la victoria ante el Elche ha transformado el estado de ánimo de los jugadores. Pero la cara más preocupante ayer fue el aluvión de bajas, ya que hasta ocho jugadores se ausentaron de la primera sesión de la semana, un síntoma que por el momento sólo alcanza el rango de inquietante.

El día de descanso estipulado para el pasado lunes apenas sirvió para que los futbolistas con problemas físicos mejoraran de sus dolencias y empezaran el trabajo semanal con una perspectiva favorable. De hecho, ayer en El Rosal el número de efectivos fue bastante menor de lo habitual a la espera de que la enfermería vaya soltando jugadores para que éstos se pongan a las órdenes de Víctor Espárrago.

Raúl López lleva dos semanas ejercitándose al margen del grupo como consecuencia de una rotura fibrilar en el bíceps femoral de su pierna izquierda, que le tiene alejado del grupo. El zaguero se sometió ayer a una nueva prueba que confirmó que todavía le faltan unos milímetros para que cicatrice la rotura. Esto, traducido al día a día, quiere decir que esta semana seguirá ejercitándose en solitario y que no es seguro que para la próxima se una al grupo, como era el deseo del jugador.

Mariano Toedtli prosigue con su lenta recuperación de las dolencias que le afectan a la espalda y que le han dejado en el dique seco las dos últimas semanas. Son los mismos problemas que ya le afectaron la temporada pasada y que le obligaron a forzar la máquina más de lo habitual. El delantero sigue cuidando al máximo su espalda, si bien habrá que esperar a ver cómo evoluciona esta semana antes de tomar una decisión en firme sobre las opciones que tiene de viajar a Las Palmas.

En cuanto a Carlos Caballero, el accidente de tráfico que sufrió la semana pasada le sigue pasando factura. No está ejercitándose y parece que de nuevo podría ser descartado para el desplazamiento a Las Palmas.

La portería tampoco se libra de tantos problemas físicos. Ayer fue el cancerbero Dani Miguélez el que tuvo que reservarse como consecuencia del esguince de tobillo que arrastra desde hace unos días. Aguantó bien en el choque ante el Elche, que afrontó previa infiltración -algo normal entre los profesionales del deporte-, pero ahora necesita dosificarse para que su estado físico siga siendo impecable.

Continuando con el parte médico, hay que señalar que Enrique Ortiz fue otro de los ausentes al tener molestias en un muslo que, en un principio, no deben repercutir en el choque del sábado.

Fleurquin también arrancó otra semana entre algodones para estar en el mejor estado de revista para jugar en Las Palmas. El uruguayo está realizando un desgaste enorme en cada partido, lo que tiene mucho mérito después de una temporada marcada por la lesión de isquiotibiales.

Por último, Zlámal dejó el entrenamiento al sentirse dolorido, si bien su baja es la que menos preocupa al ser el tercer portero. Abraham también estuvo ausente, aunque en su caso es por el fallecimiento de su padre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios