Cádiz CF

Álex, Perea y Augusto, ¿ha llegado vuestra hora?

  • Se espera un paso al frente de tres jugadores que, en teoría, están llamados a marcar la diferencia

Perea conduce el balón mientras corre a su lado Álex. Perea conduce el balón mientras corre a su lado Álex.

Perea conduce el balón mientras corre a su lado Álex. / CÁDIZ CF

Con la llegada de la segunda jornada de Liga se agotan algunas excusas para tratar de limpiar lo sucedido en el debut liguero contra el Osasuna. El Cádiz CF tiene que hacer frente este domingo a su primer desplazamiento que le lleva al campo de un rival directo. Un Huesca que es de su 'misma Liga' y donde los amarillos deben recurrir a su mejor versión para empezar a sumar.

A lo largo de la pretemporada han existido muchos condicionantes en la preparación del equipo. A la propia dificultad por tener que trabajar con cuidados extremos, se han ido uniendo los casos de positivos que han afectado a la plantilla, al cuerpo técnico e incluso a la cúpula del club. Además, las dolencias que han impedido una puesta a punto más ideal en determinados jugadores. Una mezcla de infortunio que ha venido a restar a un proyecto que, en teoría, tiene aún mucho que decir en cuando a la salida y la llegada de jugadores.

Pero Roberto Perera, bajo el control desde la lejanía de Álvaro Cervera, sabe que a la espera de una configuración definitiva del plantel, debe echar mano de lo que tiene por ahora al alcance, y es ahí donde deben tomar protagonismo jugadores llamados a marcar la diferencia en el retorno a Primera División. Muchos aficionados se cuestionan si será en El Alcoraz el momento de Álex Fernández, Alberto Perea y Augusto Fernández.

Álex Fernández, uno de los jugadores con cartel para cambiar de aires debido a su papel decisivo en el equipo amarillo la pasada campaña -la del ascenso- y las anteriores desde su llegada, jugó 26 minutos en el estreno de la competición. Lo hizo después de un verano difícil, con pérdida de muchas sesiones preparatorias y amistosos, por lo que se notaba que su estado físico no era el más óptimo. Al madrileño aún le falta pero esta última semana después del debut le ha permitido trabajar a tope.

En cuando a Alberto Perea, una niñada en la penúltima jornada de la pasada campaña provocó su expulsión en el campo del Girona (le dijo al árbitro "eres muy malo") y que fuera sancionado con dos encuentros. Se perdió el último del curso anterior ante el Albacete y le sucedió lo mismo hace una semana contra el Osasuna. Ya puede ser de la partida y estamos ante otro futbolista con calidad y desborde para no desentonar en la élite. En su caso va a depender mucho de las sensaciones, su estado anímico e incluso el compromiso. Por momentos da la impresión de ser un jugador inestable.

Augusto Fernández recaló en el proyecto cadista en el tramo final de la temporada anterior y apenas tuvo tiempo de exhibir lo que un día le hizo brillar en el Celta y el Atlético de Madrid, equipo con el que llegó a disputar una final de Liga de Campeones. El centrocampista tiene mucha experiencia en Primera, saber estar en el fútbol de la Liga de las Estrellas y le sobra recorrido en su trayectoria para liderar el vestuario y ayudar a los más novatos en el reto de dar la de cal entre los mejores del fútbol español. Al igual que Perea, Augusto no jugó ante el Osasuna.

Estos tres jugadores debe unirse a Negredo en el cartel de 'primeras espadas' para encabezar un Cádiz que sea capaz de acumular argumentos con los que soñar en su vuelta a Primera. La exigencia de esta categoría apenas deja lugar a que la gente menos conocida y los debutantes puedan sorprender, ya que con el paso de las jornadas los rivales empiezan a conocer a esos Salvi, Iza o Espino, que nunca han estado en la élite, y encuentran la forma de anular su juego y buscarles las cosquillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios