Cádiz CF

Abdullah se apunta al carro anotador

  • El medio va a más y, además de trabajar y distribuir el balón, pisa el área contraria y se estrena como artillero de amarillo

Instante en que Abdullah remata para marcar ante el Zaragoza. Instante en que Abdullah remata para marcar ante el Zaragoza.

Instante en que Abdullah remata para marcar ante el Zaragoza. / fito carreto

Rafidine Abdullah se sube al carro goleador del Cádiz. El centrocampista franco-comorense marcó su primer tanto como futbolista del conjunto amarillo en el encuentro contra el Real Zaragoza y con él ya son ocho los componentes de la plantilla cadista los que han anotado al menos un tanto desde el arranque de LaLiga 1|2|3.

Alfredo Ortuño lleva nueve dianas, Salvi alcanza las tres, Aitor y Gorka Santamaría acreditan dos cada uno, mientras que Garrido, Aridane, Álvaro García y Abdullah han acertado en una ocasión. Dani Güiza firmó un tanto en el duelo de la Copa del Rey contra el Levante y Aitor hizo otro en el choque de ese mismo torneo frente al Córdoba.

El Cádiz atesora una veintena de goles en las 17 jornadas ya disputadas del campeonato doméstico y es el séptimo equipo más anotador de la categoría de plata con un promedio de 1,1 dianas por partido. El que más puntería tiene hasta la fecha es el Girona, con el nada despreciable número de 26 (una media de 1,5 por encuentro).

Abdullah formó parte del trivote desplegado por Álvaro Cervera en el choque contra el Zaragoza que antes había puesto en liza en Tarragona, aunque en el Nou Estadi el comorense se movió más en la zona de tres cuartos. Ante el cuadro aragonés, se colocó como un medio más y la fórmula del trivote no pudo salir mejor gracias a su batalla ganada al potente centro del campo del cuadro maño.

El ex del Lorient -equipo de la Primera División francesa- no sólo contribuyó en el esforzado trabajo en la medular, sino que además distribuyó con criterio el balón y pisó con decisión el área contraria. Su gol fue más propio de un delantero centro que de un centrocampista. Siguió con la atención la jugada que fabricaron por la banda izquierda Álvaro García y Brian y se posicionó en el lugar adecuado para recibir el centro del lateral, que remató a las primera de cambio con un golpeo entre la puntera y el exterior de su bota derecha que dejó sin respuesta a la zaga y al portero. Un bello tanto al inicio de la segunda mitad con el que el Cádiz se escapó en el marcador y neutralizó la tentativa de reacción de un adversario que quedó noqueado.

Abdullah celebró el gol con alegría. No era para menos. Su ayuda no se ciñe solo al desarrollo del juego. También ve puerta, algo que necesita el equipo. Cuantos más jugadores acierten de cara al marco contrario, más beneficiado saldrá el conjunto para no depender en exclusiva de la aportación anotadora de Alfredo Ortuño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios