Condenado Intentó asesinar a un hombre en Chipiona con un artefacto explosivo casero camuflado en una caja de puros

CÁDIZ CREER CREAR 3 Capítulo VII: Dependencia y Salud

Una empresa con corazón de (dis)capacidad

  • La empresa Gesser, del Grupo Idea, nace como centro especial de empleo Su objetivo: formar e insertar en el complicado mercado laboral a personas con enfermedades mentales

Entre 1996 y 1997 se realizó en Jerez el proyecto Horizon Marienthal de inserción laboral, un programa para personas con enfermedades mentales. Pensando en el trabajo, en crear un futuro, se fue gestando la empresa que hoy puede decir que tiene corazón de (dis)capacidad, porque de los 32 participantes, siete fueron seleccionados para iniciar un proyecto de empresa. Nació Gesser.

Este centro especial de empleo, de ámbito provincial, forma parte del Grupo Idea, participado por Faisem (Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental) y Fundosa Grupo. Creció entre las flores de su invernadero y ahora tiene el orgullo de abarcar tanto jardinería (buque insignia de la compañía), como un centro canino, reparto a domicilio de material hospitalario, e incluso la limpieza de polígonos, locales, naves y recursos residenciales. De 7 empleados que tenía Gesser cuando dio sus primeros pasos, ahora cuenta con una plantilla de 101 personas, de la que el 85% son trabajadores con discapacidad.

Gesser es una empresa viva en constante adaptación al mercado. La totalidad de los empleados con enfermedades mentales son derivados por los equipos de Salud Mental del SAS y seleccionados por el SOAE (Servicio de Orientación y Apoyo al Empleo). "Aquí no hablamos de discapacidad. Aquí todo el mundo tiene capacidad para hacer algo, la cosa es buscar lo que mejor se hace y lo bueno es que Gesser tiene ahora muchas parcelas de trabajo. Todos servimos para algo", declara José Manuel Ortega, técnico de Recursos Humanos de esta empresa. La formación laboral que reciben los empleados se canaliza a través de cursos de formación profesional ocupacional, lo que facilita la formación adecuada y precisa para el desarrollo de la actividad. Precisamente con la intención de generar el mayor número de empleo, desde un inicio se seleccionaron trabajos adecuados al perfil de estos trabajadores, resultando así labores terapéuticamente rentables y económicamente sostenibles. "Tenemos facilidades porque los contratos están bonificados, hay subvenciones de la Junta de Andalucía..., aunque sí es cierto que las subvenciones cuestan mucho trabajito cobrarlas. Hay muchos otros centros como éste, pero de menor tamaño, que han tenido que cerrar porque no tenían capacidad para hacer frente a los retrasos de la Junta. Es difícil aguantar el tirón de la crisis", reconoce Ortega.

Con forma jurídica de Sociedad Limitada, "no existe" en Gesser el ánimo de lucro. "Los beneficios, siempre que los hubiese, revertirían en ampliación de la plantilla o mejora de infraestructuras y recursos", apuntan desde la empresa. Así que con las premisas de dar oportunidades en un más que complicado mercado laboral a personas con discapacidad mental y física, Gesser sigue persiguiendo el estudio permanente de actividades que puedan "suponer la generación de empleo estable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios