Cádiz

Un verano mejorable

  • Los hosteleros del centro aseguran que los meses de julio y agosto han sido peores que los del año pasado Piden poder cerrar más tarde las terrazas

Este verano se han visto muchos turistas por la ciudad que ocupaban las terrazas de los bares, cafeterías y restaurantes del centro. Pero esa afluencia de personas no se ha visto reflejada en la caja de los establecimientos hosteleros. Entre los que hemos preguntado, la mayoría aseguran que la recaudación ha sido igual o incluso peor que el año pasado.

"Tanto junio como julio comenzaron muy flojos, pero los dos meses mejoraron en la segunda quincena. Agosto ha sido bueno, más o menos igual que el verano pasado. En general, haciendo una media de todo el verano, el año pasado fue un poco mejor", resume José María Aicardo, encargado del Bar Andalucía, situado en la esquina de la calle Columela con la plaza de las Flores. Aicardo confía en que los meses de septiembre a noviembre sean buenos porque esperan muchos cruceros.

Cervecería-Restaurante Bajamar, ubicado en la plaza de la Libertad, también ha tenido menos ingresos este verano, según su propietario, Kike Peñalver. "Julio ha sido más o menos como el año pasado, quizás un poquito peor, pero en agosto se ha notado una bajada del 20% en comparación con el año pasado", afirma Peñalver, quien explica que "el veraneante ha llegado en cantidad pero con poco nivel adquisitivo y ha consumido menos que el año pasado. Es decir, que ha venido mucho turista pero no se ha notado en la hostelería. Creo que ha sido algo generalizado".

En la calle de La Palma se ha visto mucho ambiente este verano, "pero ni comparación con el año pasado", aseguran desde el Bar La Palma, donde indican que el mes de julio fue mejor que el de agosto en cuanto a ingresos en este establecimiento.

Otra zona del centro donde habitualmente hay mucho público es en la plaza de Mina. "Es una zona muy familiar y cervecera por excelencia, en verano hay mucha afluencia porque es un sitio de paso del turista", señala Miguel Ángel Molinero Velasco, propietario de Cervecería Miguel Ángel, el único de los hosteleros con los que hemos ablado que ha notado este verano "un poco más de movimiento" en la caja.

Por contra, Emilio Sancho, propietario de Piccola y Mina Five, ambos también en la plaza de Mina, afirma que este año "no ha sido tan bueno como otros". Argumenta que los clientes han consumido menos y "mirando más los precios, buscando consumiciones más económicas". Así, manifiesta que las "bebidas estrella" han sido el tinto de verano y la cerveza. "De consumir combinados por la noche, la clientela ha pasado a la cerveza y el tinto de verano".

Algunos hosteleros apuntan que el problema de este año ha sido que en el mes de julio y hasta mediados de agosto ha hecho mucho calor y las temperaturas no invitaban a los clientes a estar en las terrazas al mediodía. Y por las noches, estas empezaban a llenarse pasadas las diez, teniendo que cerrarlas a las dos. "Es muy temprano porque hay que recoger antes y a la gente le gusta cenar y después tomarse una copa en la terraza. A esa hora es cuando más ambiente hay", según Miguel Ángel Molinero, quien afirma que "al tener Cádiz un clima tan bueno y tantas horas de sol, la gente apura el tiempo en la playa y sale tarde a la calle".

Por eso, los hosteleros están pidiendo una ampliación de la hora de cierre de las terrazas. En concreto, dos horas más. "La terraza es un coste añadido para el empresario pero el público quiere terraza todo el año porque se puede fumar. Los cruceristas también la demandan porque quieren sol. Y en verano apetece aun más por el buen clima que tenemos", indica Kike Peñalver para explicar la necesidad que tienen los establecimientos de las terrazas que, además, "suponen más puestos de trabajo".

Tanto el propietario de Bajamar como Enrique Sancho sostienen que el horario de cierre actual perjudica a la hostelería de la ciudad porque aseguran haber oído decir a los turistas que prefieren ir a otras localidades de la provincia donde hay más flexibilidad con el horario de cierre de las terrazas.

Sancho afirma que "si hubiésemos tenido una ampliación de horario, el verano hubiese sido tremendamente bueno, ya que la ampliación hubiese permitido que se incrementaran las ventas de bebidas más económicas y se habrían compensado los ingresos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios