El farmacéutico de Cádiz falleció a causa del coronavirus

Los vecinos de Guillén Moreno recogen más de 2.000 firmas para que Alfredo Díaz tenga una calle

  • "El barrio sigue echando mucho de menos a nuestro farmacéutico", según José Miguel Blanca, presidente de la asociación de vecinos Fermín Salvochea

La familia de Alfredo Díaz, durante un acto en memoria del popular farmacéutico de Guillén Moreno La familia de Alfredo Díaz, durante un acto en memoria del popular farmacéutico de Guillén Moreno

La familia de Alfredo Díaz, durante un acto en memoria del popular farmacéutico de Guillén Moreno / Lourdes de Vicente

A mediados de junio, Guillén Moreno se sintió vacío a pesar de los miles de vecinos que habitan sus altos edificios. Murió su eterno médico de guardia. El farmacéutico Alfredo Díaz fallecía a causa del coronavirus después de varios meses ingresado en el Puerta del Mar.

Los días que rodearon el fallecimiento de este querido gaditano se convirtieron en un continuo ir y venir de vecinos que se acercaban al estanco y a la farmacia en la que trabajaba Alfredo Díaz para expresar tanto a sus compañeros como a su familia su pesar por la pérdida de este sanitario.

Pero los vecinos de Guillén Moreno no quieren quedarse ahí. Llevan semanas recogiendo firmas para reclamarle al Ayuntamiento de Cádiz el nombre de una calle del barrio para Alfredo. Pero las cosas de palacio van despacio y el Ayuntamiento ha preferido darle la máxima prioridad al cambio del nombre de la avenida Juan Carlos I antes de rendirle honores a más de un gaditano que sigue en lista de espera, ya desde el otro mundo, de un reconocimiento tan simple aunque a la vez tan significativo como el otorgamiento de una calle.

Han sido más de 2.000 firmas las que han recogido por varios establecimientos de la ciudad y, sobre todo, por muchas de las farmacias de Cádiz, que fueron entregadas recientemente en el registro del Ayuntamiento. "Y que conste que muchas de las firmas no las hemos llegado a recoger de los establecimientos por falta de tiempo", comentaba José Miguel Blanca, presidente de la A.VV. Fermín Salvochea, muy conocido en el ámbito carnavalero e hijo de otro mítico habitante de Guillén Moreno: Francisco Blanca, que llegó a darle nombre, tras su muerte, el pabellón deportivo del citado barrio gaditano.

"El alcalde, José María González 'Kichi' se ha comprometido personalmente conmigo en que Alfredo tendrá su calle", según Blanca, "porque nuestro barrio le sigue echando mucho de menos". Aún no saben realmente cuál será la vía que recibirá el nombre de este queridísimo farmacéutico, que se hizo popular por su trato cercano con la ciudadanía y por su gran humanidad que quedaba cada día patente entre sus amigos y clientes de la farmacia.

Todo apunta a que finalmente la calle elegida sería la calle Pleamar, ubicada en Guillén Moreno, muy cerca de la farmacia en la que trabajo Alfredo desde niño. La otra calle que se barajó fue la calle Mercedes Formica, "pero ahí se mezcla la política y eso lo hace todo más complicado. Ahí saltaría la oposición y se convertiría en una guerra que nosotros sabemos que no le gustaría al propio Alfredo. Nosotros quedaremos contentos sea la calle que sea. sobre todo, porque ya poquito más podemos hacer por él que tratar de que la ciudad no se olvide jamás de él".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios