MARÍTIMAS

"A veces se confunde el acoso con que se obligue a cumplir la ley"

  • Los responsables de Capitanía Marítima niegan que se someta a los pescadores a persecución burocrática alguna y consideran que practican "cierta flexibilidad"

Días después de que este Diario publicara unas declaraciones de varios de los pocos pescadores artesanales ya existentes en la capital en las que afirmaban sentirse acosados por las administraciones, se recibía una nota sellada por la Cofradía de Pescadores de Cádiz en la que pretenden desmarcarse de estas acusaciones.

Concretamente, a pesar de que varias de las declaraciones venían en su momento respaldadas por el patrón mayor de la cofradía gaditana, esta nota afirmaba que las afirmaciones publicadas procedían de "señores que no pertenecen al gremio de la pesca artesanal". Además consideran que "se vierten acusaciones hacia la Junta de Andalucía y otros estamentos como Capitanía Marítima o Guardia Civil" y "esta Cofradía de Pescadores de Cádiz quiere dejar claro que (las declaraciones) no son compartidas por la totalidad de los afiliados, al contrario manifestamos que las actuaciones que estos organismos realizan son necesarias para evitar las infracciones que los ilegales están cometiendo y que tanto daño hacen al sector pesquero". En el escrito declaran que apoyan toda actuación "por parte de la Junta de Andalucía que en algunos casos son demasiado benevolentes con los infractores".

En la actualidad, la flota artesanal está compuesta por un total de veintidós embarcaciones, tanto de Cádiz, Puerto Real y San Fernando, siendo unas 88 familias las que viven de la pesca artesanal. Concretamente en la capital el número de barcos que practican este tipo de capturas no llegan a la decena.

A este respecto, Pedro de Frutos, máximo responsable de Capitanía Marítima, se reafirma en la línea del escrito remitido y sellado por la Cofradía de Pescadores gaditana. De Frutos confirma que muchos pescadores "confunden" el acoso con el cumplimiento de la norma. El responsables y portavoz del organismo portuario dice que "las normas no son nuevas y hay que cumplirlas".

Pero a pesar de que Pedro de Frutos antepone el cumplimiento de la norma, como es obvio, sobre todas las cosas, no deja de admitir que "existe más flexibilidad de las que ellos mismos admitirán nunca". El responsable de Capitanía afirma que desde el organismo que él representa, antes de someter a algún pescador a algún tipo de sanción se le somete a varios avisos personales y moratorias para facilitar que el trabajador pueda cumplir con lo establecido por la ley.

De Frutos afirma que Capitanía vela por la seguridad y nunca se mete en el contenido de las capturas, pues para ello están Junta y Guardia Civil, afirma el responsable de Capitanía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios