Cádiz

"No vamos a permitir que se privatice la playa y se dañe el medio ambiente"

  • El Ayuntamiento defiende su capacidad de gestión en el control de los chiringuitos y de la concesión del suelo donde se ubican

Uno de los chiringuitos de la Playa Victoria, en una imagen de principios del pasado mes de junio. Uno de los chiringuitos de la Playa Victoria, en una imagen de principios del pasado mes de junio.

Uno de los chiringuitos de la Playa Victoria, en una imagen de principios del pasado mes de junio. / Fito carreto

Comentarios 7

El equipo de gobierno ha vuelto a insistir en su potestad a la hora de gestionar la concesión de los suelos donde se ubican los chiringuitos en las playas de la ciudad, siempre como titular de la concesión del dominio público que compete a la Dirección General de Costas.

No obstante, el conflicto se mantiene con alguno de los concesionarios y con la Consejería de Medio Ambiente, que el pasado 3 de julio remitió un nuevo escrito al Ayuntamiento en la que se afirmaba que el municipio "no ostenta título concesional alguno", dejando en manos de los empresarios esta concesión administrativa, lo que la administración local ya había rechazado, mediante sendos extensos documentos, en febrero y mayo pasado. En el documento de la Junta, que responde a una serie de cuestiones planteadas por uno de estos empresarios que reclama más ocupación de suelo de la playa, se indica que el Ayuntamiento en casos determinados, y siempre con autorización, ha dispuesto de más 150 metros cuadrados de ocupación, a los que se limita ahora a los chiringuitos.

"El problema de los chiringuitos es la indefinición que quedó pendiente durante la época de gobierno del PP debido a la pésima relación que entonces había con la Junta de Andalucía", se afirma ahora desde el gobierno local. "Todas las actuaciones que ha ido emprendiendo este equipo de gobierno lo han buscando es el beneficio de la ciudad y de los ciudadanos a partir de un apoyo equilibrado a estos establecimientos que aportan riqueza y puestos de trabajo para Cádiz".

No obstante, se deja claro que "no vamos a permitir que se privatice la playa. Sería una irresponsabilidad por nuestra parte si permitiéramos modelos que incumpliesen la sostenibilidad del medio ambiente", dejando claro que "todas las gestiones que se han emprendido en estos meses se han tomado desde una absoluta legalidad y honestidad", reiterando así su oposición a la transmisión de los chiringuitos.

Las siempre mermadas arcas municipales reciben un canon anual de unos dos millones de euros con estos equipamientos, lo que se pondría en riesgo con nuevos cambios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios