Cádiz

Casi el 40% de los usuarios de Ayuda a Domicilio viven solos

  • 668 personas se benefician en la capital gaditana de este servicio para dependientes

Una persona mayor en la entrada a su vivienda. Una persona mayor en la entrada a su vivienda.

Una persona mayor en la entrada a su vivienda. / fito carreto

El Servicio de Ayuda a Domicilio es una prestación vital para muchos mayores que dependen de la atención de otras personas para poder realizar diferentes tareas cotidianas que ya no pueden hacer. La situación de los dependientes varía en función de múltiples circunstancias, que van desde las familiares hasta las relacionadas con su estado de salud, que llegan a condicionar su vida al no poder ni siquiera salir a la calle. Los mecanismos de actuación se dividen entre los usuarios que cuentan con una ayuda a partir de la Ley de Dependencia, que se gestiona a nivel autonómico, y los que son asistidos por el Ayuntamiento.

La Delegación Municipal de Asuntos Sociales tiene contabilizados en la actualidad a 668 usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio. Un número que puede ir en aumento en los próximos años por el continuo envejecimiento de la población.

Más de la mitad de los vecinos que reciben estas atenciones viven en extramuros

Este trabajo estadísitico permite hacer una radiografía de la situación de las personas dependientes de la ciudad y la atención que reciben. Así, se destacan varias variables que pueden afectar a la salud y a la situación emocional y psicológica de estos usuarios. Entre las dificultades que se atienden en este trabajo, destaca en primer lugar la situación de convivencia de las personas mayores, ya que un número importante no cuenta con apoyo familiar al vivir solos. De hecho, la soledad la sufren 256 usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio (el 38,32%), frente a los 382 usuarios que conviven con familiares (el 57,19%). Por último, 30 usuarios (el 4,49%) tienen otra consideración en cuanto a cómo viven en sus hogares.

Uno de los falsos mitos que se rompe en este estudio es la distribución de la población mayor por zonas de la ciudad, ya que se suele dar por hecho que en el casco antiguo hay más personas mayores que en extramuros. Si se tiene en cuenta a las personas que reciben esta atención y que viven en soledad, son más los que lo hacen en Puertatierra que en el centro. De las 173 personas que viven solas y son atendidas por el Servicio de Ayuda a Domicilio municipal, 105 (el 61%) viven en la zona moderna de la ciudad, mientras que las 68 restantes lo hacen en intramuros (el 39%). Por su parte, de los 83 usuarios que viven solos y que disfrutan de las ayudas contenidas en la Ley de Dependencia, 50 se encuentran en la zona exterior (el 60%) y 33 en la zona interior (el 40%).

Mucha menor relevancia en cuanto a datos tienen otros problemas de importancia, como son las situaciones de vulnerabilidad por la inexistencia o la insuficiencia de las redes de apoyo o enfermedades mentales o el Alzheimer.

Según este estudio, existen 63 usuarios de Ayuda a Domicilio que sufren Alzheimer, de los que 50 son atendidos gracias a la Ley de Dependencia (el 79%) y los otros 13 por el Ayuntamiento (el 21%). Asimismo, 51 de ellos viven en Puertatierra (el 81%) y 12 (el 19%) en el centro de la ciudad.

Por su parte, 49 personas que reciben el Servicio de Ayuda a Domicilio padecen problemas de salud mental, de los que 29 viven en extramuros (el 59%) y 20 en intramuros (el 41%). Además. cuatro personas tienen el síndrome de Diógenes. Por último, en este trabajo se considera que 62 usuarios viven en una situación de vulnerabilidad. De ellos, 43 son vecinos de Puertatierra (el 69%) y los otros 19 habitan en el casco antiguo (el 31%).

Dentro del Servicio de Ayuda a Domicilio, el Ayuntamiento ha ampliado en los últimos seis meses la oferta del programa Cuidarse para ganar en Salud, del que se han beneficiado 176 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios