ocupación de valcárcel Un mes de la reapertura del antiguo colegio

"La única opción es ir al juez, pero no está decidido"

  • Zaragoza Urbana sigue sin tomar una decisión sobre los ocupantes · La compañía no cree que haya promotor capaz de asumir el proyecto previsto para el Valcárcel

Comentarios 26

La compañía Zaragoza Urbana, propietaria del edificio del Valcárcel hasta que no culmine el proceso burocrático que permitirá devolver el inmueble al patrimonio de la Diputación Provincial, aún no ha tomado una decisión en firme sobre el grupo de ciudadanos que viene ocupando la antigua institución desde hace un mes. La promotora aragonesa tenían previsto transformar el viejo Valcárcel en un hotel de lujo, con una inversión de 60 millones de euros y un elevado número de empleos a crear. Los retrasos administrativos y la dura crisis económica hicieron inviable el proyecto. Ahora, cuando la empresa negociaba con la Diputación la anulación del contrato de compra, la ocupación parcial del edificio ha terminado por oscurecer aún más el final de este ambicioso proyecto hotelero y de desarrollo ciudadano.

Tras el mes de ocupación de su actual propiedad, Zaragoza Urbana aún está "pensando y valorando qué hacer", según reconoció ayer a Diario de Cádiz el consejero delegado de esta firma, Felipe Sanz. "No tenemos ningún calendario previsto para tomar una decisión sobre este conflicto, que está siendo estudiada por nuestros abogados. Parece que la única opción es ir a un juez, porque lógicamente no vamos a entrar a saco. En todo caso, no hay una decisión tomada", indicó Sanz que reconoció el temor de la promotora de que se produzca al un accidente en el interior del edificio y que se les culpe de ello, recordando lo pasado en un edificio cerrado en el Campo de las Balas, aunque aclaró que el estado del viejo colegio no se podía comparar con la finca que se hundió parcialmente y provocó la muerte de un joven.

Mientras tanto, se está a la espera de que el Partido Popular cierre el nuevo organigrama de gobierno en la Diputación Provincial, a fin de cerrar las negociaciones para la anulación del contra de compra del Valcárcel, cuya negociación estaba muy avanzada con el anterior equipo, del PSOE.

La intención de Diputación, por lo menos en la etapa socialista, era la de mantener el uso hotelero del Valcárcel. En su momento se indicó que varias empresas del sector estaban interesadas en el proyecto. En este sentido, Felipe Sanz señaló que Zaragoza Urbana no había recibido petición alguna para que aportase el proyecto ya elaborado en su día por sus propios arquitectos.

Constata Sanz, atendiendo a la situación actual del mercado financiero, que "no hay nadie (en el sector hotelero) que pueda sacar adelante el proyecto que nosotros diseñado. Francamente lo dudo, en todo caso sería una actuación más limitada, sin el centro de congresos, el aparcamiento subterráneo, la zona comercial o el edificio anexo que nosotros preveíamos".

Aunque han pasado ya meses desde que anunciaron su adiós a esta actuación, Felipe Sanz, un enamorado de Cádiz, aún lamenta que no haya sido posible sacar adelante esta operación. "Me da una pena tremenda no hacer el proyecto, sobre todo ahora cuando todo el mundo parece que tiene tan claro que hay que hacer el hotel", afirma el empresarios a este diario. El propio Rafael Moneo, autor del proyecto, le dijo, al saber que no se haría el hotel, "que yo era el que más lo lamentaba".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios