Los efectos del coronavirus

El turismo se hunde en un mes de noviembre nefasto para Cádiz

El Hotel Playa Victoria de Cádiz, uno de los cerrados tras la temporada estival. El Hotel Playa Victoria de Cádiz, uno de los cerrados tras la temporada estival.

El Hotel Playa Victoria de Cádiz, uno de los cerrados tras la temporada estival. / Lourdes de Vicente

El pasado mes ha sido el noviembre más nefasto en la historia de la provincia por lo que respecta al número de turistas que nos han visitado.

Dejando a un lado los meses de obligado cierre de los hoteles por el confinamiento provocado por la primera ola del coronavirus, en la primera mitad del año, los datos conocidos ahora de la ocupación hotelera en noviembre confirman, para quienes aún pudiesen tener alguna duda, que 2020 es un ejercicio catastrófico para un sector tan relevante para nuestra economía.

Según los datos publicados por el INE, durante noviembre los hoteles de la provincia, los que siguen aún abiertos, apenas han alojado a 27.897 personas. El número por si solo ya nos alarma pero es aún más preocupante cuando lo comparamos con el mismo periodo de 2019, cuando los visitantes fueron 132.940. Es decir, hay una caída global del 79,02%.

En el conjunto del año el número de visitantes se queda en 1.113.835, un 58,26% menos que en los once primeros meses del año pasado. Diciembre no va a enderezar ni de lejos esta cifra: se mantienen las mismas trabas para los viajes, o incluso más por la situación sanitaria de los países emisores de turistas, que en noviembre pasado, por lo que 2020 quedará muy lejos de los datos con los que se cerró 2019, que rozó los 3 millones de visitantes.

El dato de noviembre mantiene a la provincia de Cádiz entre las diez con un mayor número de visitantes en toda España. El número de usuarios hoteleros en el país apenas ha superado el millón, 1.171.282, de los que 165.221 se han alojado en Andalucía.

Hay que recordar que durante los meses de junio, julio y agosto la provincia de Cádiz se situó entre las más visitadas de toda España superando incluso a los lugares tradicionales del veraneo, como Málaga, Canarias o Baleares.

Noviembre, en todo caso, mantiene la tendencia a una presencia del turismo nacional muy por encima al extranjero.

En este mes nos visitaron 22.408 españoles frente a sólo 5.489 extranjeros. En el caso del turismo nacional supone un descenso del 72,82% respecto al año pasado (llegaron 82.454), mientras que el internacional casi desaparece pues la bajada alcanzó un 89.13% (vinieron 50.486).

En el conjunto del año los visitantes procedentes de otros puntos del país han llegado a 930.580 con un descenso del 45,58%. El batacazo internacional nos deja con apenas 183.255 turistas en once meses, lo que supone una caída del 80,89%.

Si este conjunto de datos aportados por el INE son evidentemente alarmantes, el sector hotelero maneja otra cifra que, para ellos, es aún más significativa a la hora de valorar la evolución del mercado: las pernoctaciones, pues no es lo mismo un turista de un único día que otro que permanece hospedado una semana.

Aquí los datos también son muy malos. En total fueron 60.453 pernoctaciones, frente a las 287.542 de hace un año, lo que supone un descenso del 78,99%.

Los turistas nacionales llegaron a 40.706 pernoctaciones (un 75,32% menos) mientras que los extranjeros bajaron un 83,90% al quedarse en apenas 19.747.

La relativa fortaleza del turismo nacional durante los meses de verano provoca que en el global de los once primeros meses de 2020, este grupo haya limitado su descenso a un 47,28%, mientras que el internacional se eleva hasta el 85,26%. La media se queda en 63,54%.

Entre enero y noviembre los hoteles de la provincia contabilizaron 2.837.332 pernoctaciones, menos de medio millón fueron de residentes extranjeros.

Con todo, sí se mantiene estable la estancia media entre el turista de noviembre de 2019 y el turista de 2020 (este último en su mayor parte centrado en los negocios, según se reconoce desde el sector). Se mantiene estable en 2,17, con una leve subida de 0,46 respecto al año pasado. En el acumulado del ejercicio sí hay un descenso más acusado, de un 38,14%, quedándose la estancia media en 1,69 días.

A poco más de una semana para cerrar el mes de diciembre de este duro año nada hace prever un cambio de tendencia en el sector hotelero de la provincia que se mantiene desde el final de la temporada de verano.Diciembre de 2019 superó los 100.000 visitantes y las 229.000 pernoctaciones.

Estos dos datos confirmaron un año récord para el turismo gaditanos. El ejercicio se cerró con 2.778.469 visitantes, de los que cerca de un millón fueron internacionales, cifra que sin duda se hubiera superado este 2020 si no hubiese sido por los efectos perversos de la pandemia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios