Cádiz

El triángulo Loreto, Puntales, Cerro del Moro

  • El Ayuntamiento confía en que el complejo ayude a dinamizar los barrios más cercanos a la tabaquera

El triángulo Loreto, Puntales, Cerro del Moro El triángulo Loreto, Puntales, Cerro del Moro

El triángulo Loreto, Puntales, Cerro del Moro

Uno de los aspectos positivos que tanto el alcalde como el consejero de Justicia destacaron para defender la instalación de la Ciudad de la Justicia en una parte de los terrenos municipales de los Depósitos de Tabacos, es la revitalización que puede significar para los barrios más cercanos, fundamentalmente Loreto, Puntales y Cerro del Moro, que se encuentran entre los que tienen las más alta de desempleo de la ciudad.

Lo cierto es que toda esta zona de la ciudad lleva más de una década esperando que se hagan realidad los compromisos de instalación de equipamientos público que, por lógica, deberían de servir de tirón para su frágil económica. Ya en su día la esperanza de todos estos barrios se fijaba en la construcción del Hospital Regional de Cádiz, con una inversión pública superior a los 200 millones de euros y a ubicar en los viejos terrenos de Construcciones Aeronáuticos. Un proyecto estrechamente unido al nuevo edificio de la facultad de Medicina, a levantar en suelo de los Depósitos de Tabaco.

Ambas operaciones, y la entrada en servicio del puente de la Constitución de 1812, iban a provocar cambios en las líneas del transporte urbano y, sobre todo, el interurbano, con el paso por la zona de los autobuses que unen a los pueblos de la provincia con el principal hospital de la zona.

Hoy el terreno del Hospital apenas si ha sido utilizado por alguno de los circos que llegan a la ciudad, mientras que el suelo destinado a Medicina lo va a ocupar, salvo cambio de última hora, la Ciudad de la Justicia. En la caída de proyectos hay que incluir el Albergue Juvenil que iba a levantar la Junta en Puntales, o el suelo destinado a un hotel, que nunca se construyó, en el mismo barrio.

El fracaso de todas estas operaciones ha dejado en estos barrios una evidente situación de impotencia que en el Cerro del Moro se incrementa aún más con la paralización del plan de remodelación integral del barrio que tendría que haber concluido hace una década. Con todo, la ejecución del soterramiento del tren y la posterior construcción de la avenida d Juan Carlos I, y la urbanización del paseo marítimo a pie de la Bahía han dado aire a unas barriadas asfixiadas urbanística mente desde hace años.

Ahora, el anuncio de la llegada de la Ciudad de la Justicia (si le salen los números a la Junta) y la puesta en uso de los Depósitos de Tabacos (pendiente de los fondos Edusi para su transformación en un ambicioso proyecto ciudadano impulsado por el Ayuntamiento), animan de nuevo a todos estos barrios con la confianza que algún día les tocará a ellos el turno. En este sentido se manifestaba ayer el alcalde, José María González, que mencioba que una de las "preocupaciones del equipo de gobierno es la revitalización de la zona", teniendo claro que los vecinos "se verán muy beneficiados" con este "estupendo y magnífico" proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios