Cádiz

El traslado de Urbanismo a la Casa de los Lila es inminente

  • El mobiliario ya se encuentra en el interior de la casa palacio · El equipo de Gobierno no tiene decidido aún el destino del espacio que deja libre esta delegación municipal

La Casa de los Lila, una casa palacio situada en la calle Sopranis y que va a acoger en el futuro a la delegación de Urbanismo, se encuentra prácticamente lista después de que haya llegado todo el mobiliario. El traslado de las dependencias que aún se encuentran en edificio consistorial de la plaza de San Juan de Dios es inminente, aunque desde el equipo de Gobierno no se le ha querido poner fecha concreta.

La obra se ha prolongado durante un año y medio y el millón y medio de euros que ha costado se ha financiado con el File, el Fondo de Inversión Local para el Empleo.

Los 1.597 metros cuadrados que tiene el edificio servirán para acoger a Urbanismo y, posiblemente,

a la Oficina Técnica de esta delegación, que actualmente se encuentra en el edificio de Medio Ambiente en las inmediaciones de la plaza de San José. Por su parte, la Oficina del Plan General de Ordenación Urbana seguirá en las bóvedas de Santa Elena, debido a que ya va a tener muy poco recorrido en el tiempo y no merece la pena cambiarlas de ubicación.

Y es que la apertura de la Casa de los Lila va a permitir dejar libre la tercera planta de el edificio del Ayuntamiento, lo que permitirá también una reestructuración de las dependencias municipales, aunque por el momento el equipo de Gobierno no tiene decidido los cambios que hará. En principio, una de las ideas que barajó es que la planta baja de San Juan de Dios quede como un gran vestíbulo del Ayuntamiento, en el que podrían desaparecer las oficinas de atención al público y crear un espacio expositivo.

Los trabajos que se han realizado en la Casa de los Lila han respetado los elementos originales de este edificio, que data de principios del siglo XVIII. En este sentido, se ha hecho lo propio con los muros de carga, el revestimiento de las paredes, los pavimentos, la escalera principal y las galerías perimetral de patio y fachada. Eso sí, se ha instalado un ascensor para cumplir con las normas de accesibilidad para personas con movilidad reducida. Por su parte, en la planta baja se va a disponer de un espacio para oficinas, archivos y aseos. Hay dos entradas al edificio, una por el número 10 de la calle Sopranis, que será la principal, y una segunda por Suárez de Salazar.

El edificio dispone de planta baja, entreplanta, primera y segunda y una tercera en la parte superior en forma de 'ele' que no se verá desde la calle.

El equipo de Gobierno entiende que este edificio municipal va a dinamizar el barrio y es una apuesta por que las dependencias municipales permanezcan en el casco histórico de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios