Las comunicaciones en la provincia

El transporte público contará con plataformas reservadas

  • La Junta quiere tener en el primer trimestre de 2020 el nuevo Plan de Transporte Metropolitano, tras fracasar la lucha contra el tráfico privado defendida en el PIT de 1997

Un autobús circula por la plataforma reservada en el puente de la Constitución Un autobús circula por la plataforma reservada en el puente de la Constitución

Un autobús circula por la plataforma reservada en el puente de la Constitución / Fito Carreto

La Junta de Andalucía está elaborando un nuevo Plan de Transporte Metropolitano para la Bahía de Cádiz. El documento viene a sustituir al fallido Plan Intermodal de Transportes, redactado en 1997 con diez años de vigencia y que al final no logró apenas nada de lo planteado, especialmente revertir el 80-20 a favor del coche privado frente al transporte público.

Teniendo en cuenta que los últimos datos indicaban que el uso de los medios públicos habían perdido hasta tres puntos, la urgencia de un nuevo documento, y que éste sí se cumpliese, era evidente.

Sin embargo, del nuevo Plan se habló por primera vez en 2014, sus líneas generales se presentaron en junio de 2018 y la intención era ponerlo en marcha en el primer trimestre de 2019. El retraso en todo este proceso es evidente, aunque el nuevo gobierno autonómico está intentando agilizarlo. Fuentes de la Junta indicaron que actualmente se estaba redactando la versión preliminar del documento para someterlo a información pública. Con todo, la idea que maneja la administración autonómica es tenerlo aprobado en el primer trimestre de 2020.

Según ha podido saber este periódico, en el Plan se contemplan diferentes actuaciones en materia de fomento del transporte público.

Una de las ideas más novedosas, por lo que respecta a la red de carreteras en la provincia de Cádiz, será la de habilitar plataformas reservadas para los medios públicos con el fin de mejorar la velocidad comercial de los autobuses, lo que supondrá disminuir los tiempos de viaje y mejorar la frecuencia de paso, algo que por lógica hará más competitivo a este medio de transporte frente al vehículo privado.

El documento incluirá también recomendaciones y propuestas para la utilización y gestión de los aparcamientos en los municipios incluidos en el ámbito del Plan, que afecta a una docena de localidades con una población de 820.000 habitantes.

Hay que tener en cuenta que este área metropolitana tiene una peculiaridad respecto a otras de Andalucía y del resto del país: la existencia de varias ciudades muy pobladas, con lo que ello implica en una mayor densidad de movimiento entre ellas.

Cuando se puso en marcha la elaboración del Plan aún gobernaba el PSOE en Andalucía. En ese momento se afirmó que esta propuesta nacía ante la "necesidad de intervenir para planificar adecuadamente y resolver las necesidades de movilidad actuales y futuras, mediante un transporte público que debe ganar mayor protagonismo que el vehículo privado, en un espacio metropolitano cada vez más complejo, sin comprometer los recursos económicos y ambientales actuales, ni limitarnos en las próximas generaciones".

Ni más ni menos que lo que ya pretendía el fallido Plan Integral de 1997.

Un ejemplo de la mala utilización de las infraestructuras para potenciar el transporte público es el puente de la Constitución de 1812. En su día se construyó en la misma una plataforma, con un coste de unos 60 millones de euros, destinada para la segunda línea del tranvía metropolitano. A la espera de que este se pusiese en marcha, de la que muchos dudan ya, se reservó para el paso de los autobuses de la línea con Puerto Real, lo que supone una clara infrautilización de este equipamiento.

Mientras tanto se trabaja en otros servicios que, por lógica, deberían de mejorar el uso de los transportes públicos en la Bahía. Uno de ellos es la integración de la tarjeta de transportes en los trenes de Cercanías en el núcleo de Cádiz, lo que permitirá a los viajeros con tarjeta del Consorcio de Transportes de la Bahía de Cádiz y del resto de Consorcios de Transportes de Andalucía, realizar sus viajes en el modo ferroviario con el sistema tarifario integrado del Consorcio de Transportes de la Bahía de Cádiz, y por lo tanto aplicando su zonificación y tarifas.

Estos viajes, se podrán realizar en dos modalidades: accediendo directamente al tren para completar un viaje de una sola etapa exclusivamente en el modo ferroviario o adquiriendo un viaje con un destino externo al modo ferroviario para completarlo en dos etapas con un transbordo gratuito. En este último caso, el modo ferroviario también podrá ser destino de transbordo de otros medios de transporte integrados, como el autobús o barco.

En relación a la integración tarifaria de la tarjeta, según indica la Junta de Andalucía, “están finalizadas las pruebas iniciales de laboratorio, así como las finales en campo, y se encuentran adaptados los sistemas de RENFE para garantizar la compatibilidad con la tarjeta de transportes, sistemas de venta, así como los sistemas de validación. Del mismo modo, se ha consensuado con RENFE un borrador de convenio”.

En cualquier caso, la Junta resalta que la integración tarifaria con RENFE Cercanías, para el caso del Núcleo de Cercanías de Cádiz, permitiendo el uso de la tarjeta del Consorcio como título válido, coincidiría con la puesta en marcha del tren tranvía de Cádiz a Chiclana de la Frontera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios